Etiquetar Archivos: IDC

Ciberpronóstico: 2017

Así somos los Homo Sapiens: estamos constantemente, incluso imprudentemente, mirando hacia el futuro e intentamos averiguar qué nos depara. Muchos dicen que deberíamos vivir el presente (después de todo, el futuro nunca llega) pero bueno, eso no funciona para todos y muchos de nosotros necesitamos hacer planes a futuro.

Pero existen diferentes enfoques para mirar hacia el futuro.

Hay quienes creen en el destino, adivinar, lanzar una moneda al aire y observar lo que sucede. Por otro lado están los que no piensan en el futuro en lo absoluto. Al mismo tiempo, hay una teoría basada en la ciencia. Se trata de hacer un poco de espiritualidad occidental (no estar en el presente, sino analizarlo cuidadosamente) para ser capaces de predecir el futuro con la mayor precisión posible. Esto es exactamente lo que se hace para predecir el ciberfuturo; la seguridad del ciberfuturo en particular. Y esto es lo que nosotros hacemos (poco a poco todos los días, amplia, profunda, especial y alegremente) todos los años, cuando reunimos a la élite mundial de ciberseguridad durante una semana para unas largas conferencias en un balneario tropical, cumbre a la que llamamos Security Analyst Summit (SAS):

Ups, vídeo equivocado. Aquí lo tienes …

¡Oh! No. Este:

No sé muy bien cómo se hace, pero cada año el SAS mejora. Quiero decir, siempre ha sido GENIAL, pero lo GENIAL cada vez aumenta más: más expertos, contenido de mayor calidad, más y mejores ideas, más y más cucharadas del mundo y material exclusivo.

Y es acerca de ese material exclusivo de lo que voy a hablar hoy. Específicamente, mis 5 presentaciones favoritas del SAS 2017. No estoy diciendo que las demás no hayan sido buenas o hayan sido regulares, es solo que físicamente no fui capaz de asistir a todas ya que se estaban llevando a cabo simultáneamente en diferentes salas. Además, cada uno tiene sus propios gustos: bueno ¡aquí esta una guía de los míos!…

¡Vamos!

Seguir leyendo:Ciberpronóstico: 2017

Una breve historia de los ataques DDoS

Tarde o temprano sucedería: la definición de “DDoS” ha calado tanto en el léxico que a menudo no se escribe al completo en los periódicos de interés público. Bueno, puede que algunos aún no sepan qué significa la abreviación, pero todos saben que un DDoS es peligroso para un gran número de objetivos porque provoca que algo muy importante deje de funcionar y que los empleados se crucen de brazos durante el tiempo que la red no funcione y que los teléfonos de soporte técnico necesiten un baño frío por el sobrecalentamiento que experimentan al no dejar de sonar. Además, todos saben que un ataque DDoS es llevado a cabo por ciberenemigos desconocidos y misteriosos.

Los ataques DDoS han evolucionado muy rápido, como descubrirás leyendo esta entrada. Se han hecho más peligrosos y mucho más avanzados técnicamente hablando; de vez en cuando, adoptan métodos de ataque del todo insólitos; van a por objetivos nuevos; y rompen récords mundiales por ser el mayor y peor ataque DDoS jamás experimentado. Pero, en cambio, el mundo en que los DDoS se encuentran también ha evolucionado muy rápido. Todos los utensilios de cocina están sincronizados en la red: la cifra de dispositivos “inteligentes” conectados a Internet ahora supera la cifra de los antiguos ordenadores y portátiles.

El resultado de ambas evoluciones paralelas (de los DDoS y del panorama digital en el que residen) nos ha traído titulares igualmente evolucionados: botnets de cámaras IP y routers wifi han roto el récord de la magnitud de un DDoS (Mirai) y ataques masivos DDoS en bancos rusos.

Si antes las botnets eran de PCs zombis, pronto serán de neveras, aspiradoras, secadoras y cafeteras zombis.

brevity-comic

Seguir leyendo:Una breve historia de los ataques DDoS

Album de fotos de Flickr

Instagram

El Internet de las cosas dañinas

A principios de los años 2000 subí al escenario y profeticé sobre el ciberpanorama del futuro, al igual que hoy en día. En aquel entonces advertí que, algún día, tu refrigerador enviaría spam a tu microondas y, juntos, llevarían a cabo un ataque DDoS contra la cafetera. No, en serio.

La audiencia levantaba las cejas, se reían, aplaudían y, a veces, continuaban con un artículo acerca de un “profesor demente” y otros tipos de expresiones. Pero, en general, se tomaron mi “Cassandraismo” un poco a broma, ya que las ciberamenazas del momento estaban consideradas como más preocupantes. Tanto para el “profesor demente”…

…Acabo de abrir el periódico del día.

Hoy en día, cualquier casa, sin importar lo vieja que sea, puede tener en su interior muchos dispositivos “inteligentes”. Algunas tienen pocos (teléfonos, televisores…) y otras tienen muchos (cámaras IP, neveras, microondas, hornos, cafeteras, termostatos, planchas, lavadoras, secadoras, brazaletes inteligentes, entre otros). Algunas casas incluso se diseñan ya con dispositivos inteligentes incluidos en las especificaciones. Y todos estos dispositivos inteligentes se conectan al wifi, lo que ayuda a construir el gigante, autónomo, y muy vulnerable, Internet de las Cosas, cuyo tamaño ya supera al Internet Tradicional que conocemos profundamente desde el inicio de los 90.

Conectarlo todo y el fregadero de la cocina a Internet tiene una razón, claro. Ser capaz de controlar el kit electrónico de tu hogar de forma remota mediante tu smartphone puede ser muy conveniente (para algunas personas:). También es tendencia. Sin embargo, como este Internet de Cosas se ha estado desarrollando, mi Cassandraismo se ha hecho realidad.

FuenteFuente

Algunos sucesos recientes:

Seguir leyendo:El Internet de las cosas dañinas

Introduce tu dirección de e-mail para suscribirte a este blog