Etiquetar Archivos: Londres

Un Londres nublado

Uff. Estos dos días han sido duros en la capital del Reino Unido. Os adjunto algunas palabras y muchas fotos de ambos días…

Fueron dos días de levantarse al amanecer e irse a la cama muy tarde. ¡Tres conferencias + tres discursos + muchas reuniones + muchas entrevistas + muchos atascos + mucho andar (para evitar el tráfico) + nada más! Quiero decir que no hubo nada interesante que no estuviera relacionado con el trabajo. Aun así, me las arreglé para hacer alguna que otra foto.

Un Támesis oscuro:

Seguir leyendo:Un Londres nublado

Otra media maratón en Londres

¡Hola amigos!

Continuamos con nuestra caminata por la Ribera del Támesis. El otro día os enseñé la primera parte de la caminata de este día (dimos un paseo por el teleférico + Greenwich y la llegada a Cutty Sark) y aquí está la segunda parte.

Después de estar en Cutty Sark llegamos a la entrada del túnel que pasa por debajo del Támesis por el que pasamos A.B. y yo la vez pasada. Pero no esta vez…

Ésta vez no giramos a la derecha… ni pasamos por el túnel, continuamos todo recto a lo largo del malecón. “¿Por qué no?”, pensamos: el camino era bonito y agradable, había muchísimas cosas para ver, el sol brillaba… incluso las nubes eran dignas de fotografiar. Vamos a evitar pasar por el túnel…

Seguir leyendo:Otra media maratón en Londres

Media maratón de Londres

Normalmente suelo seguir un modus operandi al hacer este tipo de publicaciones en el blog: si no tenemos muchas fotos, compensamos con mucho texto; si hay muchas fotos, las dejo que hablen por sí solas y me relajo con el número de palabras…

Esta vez, queridos lectores, habrá pocas palabras. Hoy el tema va sobre la capital del Reino Unido: en la que siempre hay muchas cosas por ver y fotografiar. Estuve ahí con mi compañero de viaje A.B., que también es un fanático de Londres y corrimos una auténtica “media maratón fotográfica” recorriendo partes del Támesis que no conocía, entrando en todos los huecos y rincones que había por el camino.

La noche anterior a nuestra maratón nos hospedamos en mi hotel favorito de la capital: Ham Yard. No es el alojamiento más cercano al Támesis, pero me sirve: el pre-calentamiento para llegar al río fue en la catedral de San Pablo y claro que debíamos subir a su famosa cúpula…

london-uk-spring-stroll-1Dentro de la catedral está prohibido sacar fotos y videos, pero el panorama desde la cima y los alrededores son simplemente impresionantes y perfectos para poner de fondo de escritorio.

Seguir leyendo:Media maratón de Londres

MISIÓN IMPOSIBLE 5 – ¡EN KLONDRES!

Como ya se sabe no me gustan las últimas películas taquilleras de Hollywood. Pero hay una nueva que rompe con esta tendencia, la cual recomiendo a todo el mundo que la vea ¡lo antes posible! (Para ese entonces os diré que)…

La película imposiblemente increíble de la que hablo es “Misión Imposible 5″.

Pero, ¿qué hay de fascinante en ésta película que hasta merece una entrada en el blog de EK? ¿Podéis adivinarlo?

¡Sip! Una escena de esta película fue tomada en nuestras oficinas, ¡La de Reino Unido en el centro de Londres! Para ser exactos, una escena de un interrogatorio en “las oficinas de la CIA en Londres” se llevó a cabo en el edificio de nuestras oficinas en Paddington.

De izquierda a derecha: Alec Baldwin en el papel de Hunley y Simon Pegg como Benji en Misión Imposible - Paramount Pictures y Skydance Productions.De izquierda a derecha: Alec Baldwin en el papel de Hunley y Simon Pegg como Benji en Misión Imposible – Paramount Pictures y Skydance Productions.

Seguir leyendo:MISIÓN IMPOSIBLE 5 – ¡EN KLONDRES!

Del hotel a la catedral

He querido ir  a Escocia durante años y, finalmente, he podido ir. Pero sólo fue dos días y en Saint Andrews, y a pesar de haber pasado dos días estupendos, no los puedo comparar con Escocia. Fue una estancia muy corta. Un viaje en condiciones a Escocia necesita varios días de turismo por el país, conduciendo por lagos, haciendo senderismo en las montañas. Sí, sí, Escocia tiene muchas montañas. Cuando el avión despegó pude ver los picos de las montañas del norte con nieve. Por desgracia, tendré que esperar a la próxima vez.

Un escenario Escocés – está pidiendo a gritos ser tu fondo de pantalla. ¡Mira la foto!:

1 Seguir leyendo:Del hotel a la catedral

Ham yard, ensalada en la azotea

¡Qué tal amigos! Estoy en el centro de Londres, en el Soho, el área londinense que al parecer tiene de todo, desde lo más saludable hasta lo más malo, desde lo más chic hasta lo más cutre. Me estoy alojando en el espectacular y original hotel Ham Yard. No esperaba lo inimaginable, pero tampoco lo he buscado con tiempo, sólo necesitaba un sitio en el Soho y éste estaba reservado junto con el vuelo. El hotel está lleno de sorpresas, la sorpresa más increíble estaba en la terraza, ¡y es que ahí encontramos un jardín que cubría toda la azotea! ¡En el centro de una megalópolis!

1

Seguir leyendo:Ham yard, ensalada en la azotea

Cómo perdí mi vuelo

Yo soy un matemático.

Así que, basándome sólo en los números – y teniendo en cuenta la frecuencia con que vuelo de un lado a otro – la verdad es que no me sorprende: tenía que pasar en algún momento – ¡he perdido mi vuelo!

Esto sólo me había ocurrido antes una vez– en mayo del 2010, llegando al final de una de mis habitualmente largas vueltas al mundo. Yo… me relajé demasiado en una conferencia en Chipre, confundí las “20:00” con las “02:00” o algo por el estilo y, claro llegué tarde. El vuelo había salido sin mí. Eso fue en Limasol, de camino a Tokio. Al final pude coger otro vuelo al día siguiente.

Por tanto, puedo decir que ya he perdido dos vuelos en mi vida. ¡Aún así, sigue siendo una cuota bastante buena considerando que vuelo cientos de veces al año!

Esta vez llegué tarde a mi vuelo de Londres a Niza, en Francia. ¿Y cómo me las arreglé para llegar tarde?

Pues, debido a una equivocación muy extraña, no me fijé bien en el papel donde tenía apuntados los datos de mi vuelo y en lugar de decirle al taxista londinense que me llevara a la Terminal 5, ¡le dije que fuera a la Terminal 4! Cuando me di cuenta, al llegar a la terminal, cogí el Heathrow Express para ir a la T5 – pero tardé 40 (!) minutos (¡debería haber cogido un taxi!).

Esto sumado al viaje desde el centro al aeropuerto, que me llevó 80 minutos (Londres + Sábado = atascos). ¡Debería haber cogido el metro! El lunes siguiente era, además, festivo nacional, así que seguramente había incluso más tráfico de lo normal. ¡Y salimos del hotel con bastante tiempo! Aún así, mi confusión con las terminales decidió el destino de ese día. Llegué tarde. Perdí el vuelo. :-/.

¡Pero qué sorpresa más agradable! Resultó que una hora después, otro vuelo iba a salir a Niza “para aquellos que habían perdido el primero” ( :%)). Tuve que correr para llegar a ese – y no me refiero a caminar rápido, sino literalmente a correr. Pero este esfuerzo fue en vano. El avión permaneció en tierra otra hora, ya que Heathrow también estaba registrando mucho tráfico (¿quizás también por el festivo?) Un atasco de aviones. Resumiendo, no fue mi día. El día siguiente, por suerte, fue mucho mejor…

Aeropuerto Londres

Aeropuerto Londres 2

Nos vemos mañana… ¡Au revoir!

Una capital que se está volviendo verdaderamente grande

Cuanto más vuelvo a Londres, más me gusta…

La primera vez que estuve aquí fue en 1992. Pero entonces, y durante los años siguientes, nunca me impresionó demasiado la ciudad, nunca me sentí muy a gusto. Arquitectura imperial severa e imponente, el horrible tráfico interminable, demasiadas personas en las aceras, el sucio Támesis… uf, no era agradable.

Pero entonces empecé a ver cómo la ciudad cambiaba poco a poco, año tras año. Resolvieron en gran medida el problema de la congestión de tráfico en el centro de la ciudad, ayudado por la introducción de un sistema de bicicletas compartidas (‘Boris Bikes’). Estructuraron los enbankment, limpiaron el Támesis, y agregaron un Gherkin, un Cheesegrater, un Walkie-talkie y un Shard entre otros encantos arquitectónicos progresistas. Luego llegó el London Eye, después los Juegos Olímpicos… Hace dos décadas, el lugar era completamente diferente: sombrío, triste y aburrido. ¡Ahora es todo lo contrario: alegre, acogedor y animado!

Por supuesto, la apertura de nuestra oficina nueva, por fin terminada y en funcionamiento, hace que el sitio sea aún más un hit. Alrededor de 150 empleados de KL estarán trabajando aquí, promoviendo la lucha para mantener un ciberespacio seguro y pacífico. Tengo que decir que les tengo un poco de envidia porque lo tienen todo: una ciudad genial, una oficina genial, un trabajo genial. 🙂

DSC01001 Seguir leyendo:Una capital que se está volviendo verdaderamente grande

Un elefante verde en la sala

¡Hola a todos!

Hace unas semanas, deambulando por el barrio de Londres West End (siguiendo la recomendación de un amigo mío coleccionista de arte) llegamos hasta la calle New Bond Street, donde se encuentran las grandes casas de subastas de la metrópoli. Llegamos en el momento adecuado porque, justo unos días antes, había estado en el Tate Modern, como un niño en una tienda de golosinas, deseoso de llevarme alguna pieza de arte moderno para nuestra oficina. Y justo allí, encontré lo que buscaba.

Era una figura brillante, verde esmeralda, reluciente…. ¡Un elefante! Con un ángel dorado sobre su lomo tocando un cuerno. Era grande, elegante… una pieza increíble de bronce. Simbolizaba la esperanza: “un futuro prometedor y afortunado”. Además de su significado, me enamoró su estética, nada que ver con las exhibiciones alocadas típicas de este museo. ¡Amor a primera vista!

Lo que más me llamó la atención de esta pieza fue su color: ¡verde! Éste ha sido el color de Kaspersky Lab durante años: los productos, nuestro logo, tipo, mascotas… incluso los muebles de las oficinas de todo el mundo. Otro motivo por el cual me quedé tan fascinado con esta escultura es lo maravillosamente surrealista que es. Con el estilo único e inconfundible de su autor. Desde hace años, siempre sigo sus obras en cualquier sitio al que voy, especialmente en Cataluña y Florida. ¿Sabéis de quién estoy hablando?

En resumidas cuentas, los factores de la ecuación cuando vi a este elefante hace unas semanas fueron:

Verde Kaspersky Lab + belleza estética + obra de un artista al que admiro + un futuro fantástico por llegar = ¡Tiene que ser mío!

Avancemos en el tiempo hasta hace un par de días…

Seguir leyendo:Un elefante verde en la sala