Etiquetar Archivos: aerolíneas

¿Groenlandia o la tierra de las nubes?

Hace poco, mientras volábamos por el Atlántico, nuestro corresponsal especial, N. Sh. me envió un boletín en tiempo real en el que detallaba un artículo totalmente positivo sobre el servicio en los vuelos trasatlánticos.

Cito:

“Delta: estos chicos son geniales. Por solo 20 dólares puedes tener Internet ilimitado ¡durante las nueve horas del viaje!”

¡Vaya! ¡La próxima vez tendré que probar Delta. Mmm. ¿Dónde está esa publicación que hice sobre el pésimo servicio de los vuelos trasatlánticos? Ah, sí, aquí. Pero en ella me refería a United. Aún así, todas las aerolíneas estadounidenses son iguales. Sin embargo, Internet ilimitado por casi nada compensa. Ya que si tienes Internet, y un enchufe al que conectar el portátil, no hay mucho más que un viajero de negocios necesite, ¿o sí?

En fin. Volvamos con nuestro corresponsal especial…

Como he dicho, él estaba cruzando el Atlántico Norte. Pero en algún punto sobrevoló Groenlandia. ¿Y qué vio por la ventana? ¿Tierra verde? ¿Tierra blanca? En realidad nada de eso. Solo vio blanco.

Seguir leyendo:¿Groenlandia o la tierra de las nubes?

¡Bienvenidos a Groenlandia!

Por caprichos del destino, a menudo sobrevuelo el Atlántico Norte. Europa-América-Europa; unas veces Asia-América-Europa; y otras veces hago combinaciones más exóticas. Por ejemplo: a veces sobrevuelo Groenlandia. A veces por la noche, así que no tengo nada que mostrar. Otras lo hago de día, pero el clima suele ser polar y la visibilidad es muy pobre. Pero otras veces, muy de vez en cuando, tengo suerte: sobrevuelo Groenlandia cuando hace sol…

Por ejemplo, una de esas ocasiones fue en julio de 2012: una locura de viaje, una locura de vuelo y un buen clima.

grenlandiya_1

Volvamos a julio de 2016: vuelve a haber un clima bueno en la gran tierra de Groenlandia. Pero esta vez no solo pensaba sobrevolar el lugar, aterrizaría y me quedaría un par de días. ¡Viva!

Seguir leyendo:¡Bienvenidos a Groenlandia!

De Corea a Suiza en Turkish Airlines

Menudo vuelo el que tuvimos la otra noche… ¡11 horas en el aire!

DSC07358

Al mirar la ruta de vuelo, empecé a pensar… Me pregunto por qué nuestra trayectoria era tan recta. Si hubiéramos volado por el sur de Siberia, habría sido una ruta más corta y, por lo tanto, más rápida (seguramente unas dos horas). ¿A caso Turkish Airlines no quiere pagar las tasas por sobrevolar Rusia? ¿O es un asunto de geopolítica? Estas reflexiones me hicieron hacerme otras preguntas sobre el tema:

  1. En la ruta de Seúl a Estanbul, ¿cuántos kilómetros se podrían ahorrar si se volara por el norte? ¿Cuántos minutos u horas se ahorrarían?
  2. ¿Cuánto cuesta la cuota para que un Boeing 777 pase por Rusia, sobre la frontera noroeste con Mongolia y Novorossiysk (por el lado opuesto del Mar Negro hacia Turquía)?
  3. ¿Será que todo el tema de geopolítica se basa en “principios”?

¿Conoce alguien las respuestas?
Seguir leyendo:De Corea a Suiza en Turkish Airlines

De Heathrow al Aeropuerto Internacional de Tel Aviv en Brittish Airways: nada bien

Muy bien, aquí estamos otra vez…

Suena el despertador, ¿dónde estoy? Hotel, ducha, maletín, taxi, aeropuerto, check-in, rayos x; “desayuno” (un sándwich y un zumo de tomate), sala, asiento en la ventanilla. Aquí viene la primera pequeña tortura de este soleado día: me encuentro justo a la altura del ala del avión, es algo aterradora y realmente grande (estábamos en un Boeing 777). Iba a ser uno de esos días. Y así fue…

london-tel-aviv-uk-israel-flight-1

Uff, vaya. ¿Sin vistas? Entonces tendré que pasar más tiempo con los ojos cerrados. Fue un vuelo madrugador, alrededor de las 8 de la mañana, así que, ponerme al día con las horas de sueño era justo lo que necesitaba…

Acababa de dormirme cuando me despertó bruscamente el piloto. Estaba anunciando que debido a un problema técnico no íbamos a poder despegar. ¡Buff! Aunque más vale prevenir que lamentar. Así que, de vuelta a la salida y a entrar de nuevo al aeropuerto hasta que resolvieran el problema.

Estuvimos sentados 2 horas mientras retiraban la parte defectuosa de la aeronave y la reemplazaban con una nueva. Al menos esa parte estaba a mano, o eso creo.

Nos volvimos a meter en el Boeing, guiados por un equipo muy seco “inglés” de auxiliares de vuelo con acentos muy raros.

Seguir leyendo:De Heathrow al Aeropuerto Internacional de Tel Aviv en Brittish Airways: nada bien

PERDER LA MALETA UNA VEZ PUEDE SER UN HECHO DESAFORTUNADO

…¡Pero perderla dos veces en el mismo viaje es debido a un gran descuido!

Mi maleta negra pasea bastante. De hecho, viaja alrededor del mundo varias veces al año. Así que podréis imaginar mi incredulidad, ¡cuando se extravió DOS VECES en un viaje relámpago por el Oeste de Europa!…

Bueno, tal vez en parte sea mi culpa. Debería haberlos escuchado. Algunos viajeros europeos con más experiencia me aconsejaron que, para llegar a Luxemburgo desde Moscú y regresar rápidamente, lo mejor es volar a Dusseldorf en Alemania y después alquilar un coche y conducir por 2 o más horas (200 kilómetros en una autopista) a Lux, y regresar por el mismo camino.

No me apetecían dos horas detrás del volante. Así que al final volamos Moscú-Milán-Luxemburgo (En Aeroflot y Luxair), y de regreso Luxemburgo-Frankfurt-Moscú (En Lufthansa y Aeroflot). Al final resultó que esta ruta fue más larga, ya que tuvimos que esperar en Milán más de las dos horas que hubiéramos tardado de Dusseldorf a Luxemburgo. Pero no fue gran cosa…

Seguir leyendo:PERDER LA MALETA UNA VEZ PUEDE SER UN HECHO DESAFORTUNADO

JFK vuelve a la carga.

La mayoría de los aeropuertos de Estados Unidos son nefastos en cuanto a escalas. Así es que cuando estés planeando la ruta de un viaje, trata de evitar las escalas en ese país, aunque tengas que usar los servicios de la aerolínea que mas odien.

Pero, de todos los aeropuertos en Estados Unidos, hay uno en particular que es terrible y en el que uno se siente avergonzado por el país al tener tal abominación. Sí, amigos, este aeropuerto es tan terriblemente atroz que debes evitarlo a toda costa. Como viajero frecuente en business, establecí un bloqueo estricto para evitar usarlo desde hace ya varios años, y si eres de los que viajas en avión con frecuencia, te recomiendo que hagas lo mismo.

Esa es la situación, al menos como yo la conozco (¿o la conocía?). Y entonces llega mi compañero de viaje: D.Z. alabándolo después de una supuesta experiencia positiva reciente (la razón por la que ignoró el bloqueo es algo que aún desconozco y tengo que averiguar). Y debo decir que sus argumentos son convincentes. Así que ahora le paso las riendas a él, y les dejaré decidir a ustedes mismos.

—8<—

Lugar: a bordo del vuelo Moscú-Nueva York en Delta (DL467), septiembre de 2015.

Noticias: Desde el primero de diciembre de 2015, Delta Airlines dejará de volar a Rusia, por razones que sólo ellos conocen. Sin embargo, yo pienso que Aeroflot y otras aerolíneas estarán al tanto de las razones y las entenderán, compartirán y apoyarán.

Delta…la aerolínea con servicio aéreo discreto por excelencia. Pero esta vez…

…o uno de los inodoros al frente está reservado solo para pilotos”. A un lado hay un carrito bloqueando el pasillo, al otro lado hay una sobrecargo instalada diciendo a todos los pasajeros que se acercan que no pasen. “Ese baño es para los pilotos, tenemos algunas reglas de seguridad” o algo así. Cuando se insiste, ella exclama “¡Usen el otro baño!”. ¡Está bien! Entonces la clase business forma una fila interminable para ir al baño en el otro lado, ¿qué debo hacer ahora?

Terminator Genesis– ya la vi, Mad Max 4– la vi hace un mes. Correos electrónicos de todo tipo, el blog del Diario de Kaspersky listo para publicar. Y entonces, de repente en algún lugar entre Noruega e Islandia me doy cuenta que hay ¡wi-fi a bordo! $14.95 dólares por hora y $27.95 dólares por todo el vuelo, $45.95 por todo el día. Ok, inserto mi tarjeta, introduzco mi PIN, me conecto. Veamos si esto va tan rápido…

image3

Seguir leyendo:JFK vuelve a la carga.

La sonrisa de Santiago al antártico de Sidney: QF28

Hola amigos !

No ha pasado mucho tiempo desde que viajé por una las rutas comerciales más inusuales que he tomado.

Se trata de la ruta de Santiago a Sidney en un Boeing 747 de Qantas, vuelo QF28. La ruta crea la forma de una sonrisa mientras el vuelo va bajando y dejando atrás la Antártida. Uno se siente un poco extraño volando 14 horas sobre una parte del mundo donde no hay… ¡absolutamente nada! No hay islas, ni barcos, ni gente, ni puestos de hamburguesas… la definición exacta de esto es: ¡”Abandonado de la manos de Dios”! Ni siquiera los submarinos se molestan en navegar por estos rumbos sureños. Curiosamente sí que se encuentran en la zona: ¡los satélites inactivos! Al abandonar la órbita, les dan sepultura marina aquí, alejados del camino para que no hagan daño al Homo sapiens.

DSC040400

“¡Patata!”

Seguir leyendo:La sonrisa de Santiago al antártico de Sidney: QF28

AVIÓN DE ENSUEÑO = DREAMLINER.

Tarde o temprano tenía que suceder.

Con los cientos de vuelos que hago durante todo el año, con cualquiera de las distintas compañías que existen, desde y hacia cualquiera ciudad, la probabilidad de subir a bordo está asegurada tarde o temprano.

DSC03979

Un vuelo de ensueño. En un avión de ensueño: el Boeing 787 Dreamliner. Equipado con la tecnología más avanzada, con forma curvilínea y comodidad optimizada. He estado esperando éste momento impacientemente. Y un día, sin esperarlo, y totalmente por casualidad… ¡Por fin ha llegado!

DSC03980

Seguir leyendo:AVIÓN DE ENSUEÑO = DREAMLINER.

Internet a bordo

En marcha de nuevo.  Sólo que ahora en vez de atravesar cañones atravieso el cielo. Así que volvemos a uno de mis temas favoritos… la aviación (aviones, volar y todo eso).

Este tema ha sido algo recurrente para mí en 2015: hasta el momento llevo más de 30 vuelos, un total de más de 130 horas en el aire.  No me quejo, me gusta viajar en avión.  Es mi momento de desconexión… ¡es el único momento en el que realmente puedo relajarme! Las principales razones son que mi teléfono móvil está apagado y no hay Internet. Así  que por fin puedo aprovechar para responder la tonelada de correos del trabajo que se han acumulado en los últimos días, leer un libro y ver una película (cosas casi nunca hago en tierra firme).

Pero conforme pasa el tiempo, hay más y más aerolíneas que están apostando por  la conexión a internet durante el vuelo. /*¡PERO!: ‘Por motivos de seguridad, todos los dispositivos electrónicos deben permanecer apagados durante el vuelo; sin embargo, puede utilizar nuestro Internet sin problema- por un precio módico’ Creo que no hace falta hablar de estas contradicciones obvias…*/

De todos modos, a pesar de que normalmente rechazo las ofertas de conectividad a bordo, esta vez para variar, decidí darle una oportunidad…

Mi experimento tuvo lugar en un vuelo de la aerolínea Aeroflot de Shanghái a Moscú. Todo iba bien como de costumbre (a pesar de las eternas colas para hacer el check in –  ¡tardé más de una hora!). Lo que sí me sorprendió fue la mezcla de pasajeros: además de los sospechosos habituales, rusos y chinos (eso me lo esperaba), había también un montón de gente hablando en italiano y español. Pensé ‘¡Están pagando los precios de Aeroflot en rublos y haciendo escala en Moscú!’. Sin embargo, mis compañeros de vuelo me lo explicaron de otra forma: ‘Nunca – ¡JAMÁS! – vueles con Alitalia ni con Iberia. Es mejor viajar con Aeroflot vía MOW’.  Bueno, bueno, pensé. Para saber un poco más sobre diferentes rutas, vuelos, aerolíneas, etc. – aquí.

Mmmm…Me he desviado del tema.

Así que embarcamos y despegamos. Acepté los términos y condiciones y ¡me conecté a la Wi-fi del avión!Inet 1st page Seguir leyendo:Internet a bordo

De Columbia a Colombo

¡Hola a todos!

Para aquellos que no seáis expertos en geografía, estoy escribiendo desde Washington D.C., (con D.C. me refiero al Distrito de Columbia). Comentaros que, además, existe otro Washington (sin siglas) que es el estado de Washington y está ubicado en el lado oeste del continente americano. Además del país sudamericano, Colombia, tenemos la Universidad de Columbia en Nueva York y Colombo, el detective de la tele amante de las gabardinas color beige. Y, para confundiros un poco más, en la otra parte del globo nos encontramos con Colombo, la ciudad más grande de Sri Lanza (antigua Ceilán) y a donde nos dirigimos hoy.

Los tres días en Washington han pasado tan deprisa como en una película a cámara rápida, yendo de un evento a otro por toda la ciudad. Y digo literalmente deprisa, como si fuera una ardilla girando en una rueda. Eso sí… totalmente diferente de las ardillas de Washington D.C. que se pasean despacio, con altanería y pomposidad como si los parques fueran suyos y no como los animales, asustadizos, a los que estoy acostumbrado.

No os voy a hablar de todos los eventos a los que he asistido porque no quiero aburriros – aviso a los organizadores y participantes: vuestros eventos no me han aburrido en absoluto :). Así que solo haré un comentario sobre la Cumbre de Ciberseguridad Billington donde hablé sobre los ataques cibernéticos (si os interesa, tenéis más información aquí).

Fue un verdadero placer conocer a un gran número de altos funcionarios y debatir con ellos sobre la ciberseguridad y la lucha contra la “malicia informática” en el mundo. Además, me sorprendió gratamente que muchos de estas damas y caballeros – de los cuales dependen la policía de EE.UU. y por ende la seguridad nacional- sepan del tema y tengan opiniones similares a la mía. ¡Uf, menos mal!

Con el trabajo ya hecho, el sábado pudimos aprovechar para hacer un poquito de turismo. Nos las arreglamos para visitar un par de museos: el Museo Nacional del Historia Natural, con todos esos mastodontes y huesos de dinosaurios poco convincentes. Y el Museo del Aire y del Espacio… ¡Oh sí! ¡Eso sí que me gustó! Muchas cosas interesantes para ver, desde el primer aeroplano de los hermanos Wright hasta el último avión robot: Messerschmitts, misiles SS-20 y Pershing, réplicas del Skylab y  Apollo-Soyuz, etcétera. Decidí no sacar fotos porque hay muchas en Internet. No obstante, lo mejor es verlo in situ, por supuesto.


¡Y, por ahora, esto es todo sobre EE.UU!