Etiquetar Archivos: Japón

De Tokio a Seúl

Esta vez, en Japón, no hubo nada digno del Top 100, no hubo excursiones, ni paseos… ni tiempo libre. Solo hubo conferencias, reuniones, entrevistas y más shigoto (仕事), que significa trabajo.

Antes de venir a la Tierra del Sol naciente, esperaba que el ritmo de trabajo no fuera tan frenético como de costumbre, esperaba tener más libertad para contemplar con tranquilidad los paisajes históricos y naturales, para dar reflexivos paseos vespertinos, hacer pícnics y más. Claro. Cuánto más tiempo pasaba, parece que más me alejaba de cualquier oportunidad de ver cosas como el Monte Fuji o Aogashima, y más me concentraba en “shigoto, shigoto, shigoto“. Que también está bien, claro, pero… bueno, ¡mirad qué le pasó a Jack!

tokyo-japan-emperor-palace-may-2016-0-1

El poco microturismo que pude hacer fue una marcha rápida por mi ruta favorita a las afueras de los terrenos del Palacio Imperial de Tokio.

 

 

Os recomiendo un paseo por los caminos a través de los parques cercanos al palacio. Y también por los caminos dentro del complejo de este.

tokyo-japan-emperor-palace-may-2016-5-1Dentro del complejo te pedirán educadamente que te abstengas de hacer muchas cosas como: tirar basura, hacer ruido (por la noches), romper las ramas de los árboles, hacer fuego, encender fuegos artificiales, hacer grafitis en los edificios. Y con toda razón. La lista se ha actualizado desde la última vez que estuve allí. Ahora también te piden que no hagas volar cuadricópteros. Estos japoneses, siempre al día :).

tokyo-japan-emperor-palace-may-2016-6

Aquí tenéis una foto de nuestra vuelta a casa (¡una carretera en zancos sobre un río! Pobres peces y demás criaturas del río…

tokyo-japan-emperor-palace-may-2016-7

Más tarde, esa misma noche, se repitió la vista panorámica de Tokio, como la que os conté en la entrada anterior: la capital en 360 grados desde ambos lados del rascacielos. De noche, la vista es tan increíble como de día, si es que no lo es más. Es una pena que el Monte Fuji no pueda verse de noche. En realidad me retracto de haber dicho eso. ¡La única forma en la que el Monte Fuji se pueda ver de noche es si estuviera en erupción!

Very Blade Runner #tokyo #japan #ekajapan // Блейдраннеровщина #токио #япония #ekajapan

A photo posted by Eugene Kaspersky (@e_kaspersky) on

 

A la mañana siguiente, fui al aeropuerto para coger un vuelo hacia Seúl. Si alguna vez cogéis esta ruta, aseguraos de sentaros en el lado derecho (mirando hacia atrás) porque justo después del despegue tendréis una vista increíble del Monte Fuji desde la ventana (a veces puedes admirarlo en su totalidad, y otras veces entre nubes).

Pero, ¿cómo supe en qué lado sentarme? Bueno, pues volé de Tokio a Seúl en 2005. Hasta he encontrado las fotos:

En resumen, aunque en su mayoría fue por negocios, este viaje a Japón no fue mal. En realidad ningún viaje a Japón va mal 🙂.

Más de los viajes a Japón de los últimos 5 años aquí.

Adiós por ahora, amigos. Volveré muy pronto. Pero, por ahora, volvamos al shigoto

Tokio a 360 grados

Pera empezar…

¡Esta mañana pude admirar una vista panorámica completa de Tokio desde lo más alto de un hotel rascacielos!

Normalmente, solo se puede ver un lado de la ciudad, pero esta vez, mi compañero de viajes, A. Sh., estaba en una planta diferente al otro lado del edificio. Desde mi ventana, podíamos ver los rascacielos de oficinas financieras y, en el lejano horizonte, el Monte Fuji, mientras que por la suya podíamos ver el resto de Tokio. Por supuesto, estar a una altura tan grande tiene sus ventajas, en especial si la administración del hotel deja un par de prismáticos sobre unos platos especiales en cada habitación 🙂.

Seguir leyendo:Tokio a 360 grados

EL FERROCARRIL EN JAPÓN SEGÚN UN GAIJIN

Después de aún más reuniones de negocios, charlas y presentaciones, esta vez en Nagasaki, continuamos el viaje en un tren de alta velocidad en plena oscuridad.  Adivina dónde, aquí tienes una pista:

japan-marathon-23

Bien, ya basta de intriga. Fuimos rápidamente a la isla de Kyushu, a la ciudad de Fukuoka (la capital de la provincia con el mismo nombre), específicamente, al distrito Hakata-ku. Curiosamente, los trenes (incluyendo el nuestro) que van al distrito Hakata son designados como “los trenes a Hakata” y no como los “trenes a Fukuoka”. Lo que sería como tener “trenes a Kings Cross” y no “trenes a Londres”. Raro.

japan-marathon-24 Seguir leyendo:EL FERROCARRIL EN JAPÓN SEGÚN UN GAIJIN

¡ZAS!, ¡BAM!, ¡JAPÓN!

¡Ufff! Por un momento creí que estaba volviéndome viejo para esto. Pero solo por un momento J…

Acabo de terminar un viaje rápido y algo alocado por Japón. Visité tres islas (Honshu, Kyushu y Okinawa) y cuatro ciudades, algunas muy conocidas, otras no tanto. En contra de lo habitual, prácticamente no teníamos visitas turísticas en la agenda, solo juntas, discursos y entrevistas. Aún así, ya me conocéis, ¡siempre encuentro algo de lo que puedo escribir y hacer fotos!

El mercado japonés es muy complejo, difícil y demandante, aunque conservador. Los negocios siempre van bien, y la cantidad de clientes y socios crece, pero muy lentamente. Tan lentamente que necesito venir personalmente 2 o 3 veces al año –mucho más que a otros países. Y esto no es una queja. Los lectores regulares de mi blog saben que mi punto débil son las cosas japonesas.

Normalmente tenemos una agenda apretada en Japón, pero esta vez lo fue especialmente. Un maratón de juntas, entrevistas, presentaciones y negociaciones sin parar. Fue agotador. Así que, naturalmente, estaba deseando una cama suave y calentita al llegar al hotel por la noche. Pero, ¡ey! ¿una cama dura y medio fría? ¡Incluso esa me servía!…

japan-marathon-1

Tal vez lo que hizo este viaje tan duro fue la similitud en su totalidad con la carga de trabajo que experimentamos en el viaje de Beijing. Pero no, no hubo ningún error cuando me desperté esa mañana: Estaba en una de las ciudades más interesantes e inusuales en el planeta, y personalmente una de mis favoritas. Cielos despejados y el Monte Fuji de fondo (¡cuya cima he visitado dos veces!) Inconfundiblemente… ¡Tokio!

japan-marathon-2

Seguir leyendo:¡ZAS!, ¡BAM!, ¡JAPÓN!

La furia de la Fórmula 1 en Japón.

Visito mucho Japón por negocios.

Normalmente los procedimientos aeroportuarios que tienes que pasar para llegar del asiento del avión a la salida del aeropuerto, recoger el equipaje en la mano y demás, son rápidos y eficientes. Pero a veces las cosas no suceden sin problemas: recientemente aterrizamos en Osaka y la fila del control de pasaportes duró… ¡dos horas! Basta con mirar a la multitud de viajeros con caras infelices. Esto es ¡inaceptable! ¡Japón, vamos! ¿Es realmente difícil capacitar más personal? ¿Hola?

osaka-japan-3-600x400 Seguir leyendo:La furia de la Fórmula 1 en Japón.

CUATRO BILLETES PARA AOGASHIMA. PARTE 2: HACHIJO-JIMA

Un resumen de la primera parte:

7 am. Un vuelo de Tokio (Haneda) a Hachijo-jima, luego una escala rápida, un vuelo en helicóptero a Aogashima, donde pasamos el día explorando, escalando y fotografiando cada rincón de la isla. ¡Qué bonita!

Cuando desperté la siguiente mañana a las 7:30 sentía un deja vu, pero esta vez al ‘estilo boy scout‘, acompañado por una voz animada que provenía de los altavoces del hotel: “pim pam pum pom ohayoo gozaimasu (esto es “buenos días” en japonés).  Después hubo más palabras en japonés pero sólo entendí ‘arigato’ y ‘kudasai’. Luego nos levantamos de los colchones de paja, desayunamos y volvimos al helipuerto.

Quiero recordar que solo hay un vuelo al día en helicóptero, siempre y cuando haga buen tiempo. Si no es el caso, no se puede volar. El vuelo Hachijo-jim – Aogashima sale a las 9:15 y llega a las 9:40 (según nuestra experiencia). Después de aterrizar, tuvimos el típico ajetreo de un helipuerto: el subir/bajar de la ‘tierra firme’, el abordaje de nuevos pasajeros (nativos de Aogashima y algunos turistas) y el despegue para el regreso.

Así que el vuelo de regreso nos dejó en Hachijo-jima sobre las 11:30 am. Nuestro vuelo a Tokyo, Haneda, fue a las 5:20 pm, así que tuvimos unas 6 horas libres. ¿Cómo podríamos pasar el tiempo? ¡Por supuesto alquilar un coche e ir a las aguas termales de onsen! Esto es lo que algunos pensamos erróneamente. Miré el mapa, vi un camino que llevaba a la cima del volcán local, y fuimos a escalar el Hachijo-Fuji (al parecer, todas las montañas sagradas en Japón se llaman ‘Fuji’), de acuerdo con este repentino plan.

Source

2.
hachijojima-island-japan-2

Seguir leyendo:CUATRO BILLETES PARA AOGASHIMA. PARTE 2: HACHIJO-JIMA

Cuatro billetes para Aogashima

Estaba navegando en Internet un día cuando me encontré con una historia sobre un lugar en Japón: es hermoso, algo inaccesible e interesante. Es la isla de Aogashima, que se encuentra entre el mar de Filipinas y el Océano Pacífico, a cientos de kilómetros al sur de Tokio. “¡Ajá!”, pensé, “Estaría bien echarle un vistazo…”. Resultó ser una buena idea y fui el sábado pasado a la isla. ¡Fue muy interesante, os lo recomiendo!

Os diré qué tipo de isla es:

Es una obra de arte natural inusual, una caldera volcánica: hace unos cientos de años, mucho después de que el volcán se desplomara en medio para formar la caldera, surgió el cono de un nuevo volcán allí en medio.

Lo podéis apreciar en las fotos aéreas:

1.12.2
Seguir leyendo:Cuatro billetes para Aogashima

Japón, lugar perfecto para descansar.

El viajero, cansado después de un trayecto aparentemente interminable, normalmente, opta por un cuerpo de agua para intentar descansar, relajarse y hacer la transición de zombi a algo que parecido un ente viviente, lo más normal sería una ducha, un baño o incluso una sauna con su piscina de agua fría.

Pero sólo en Japón se pueden apreciar los efectos ultra-relajantes de un ryokan, una mezcla perfecta entre bañarte y tener una experiencia culinaria fantástica para recuperarte en un instante. Y esto es justo lo que me sucedió recientemente en el ryokan Izukogen Hanafubuki en la península de Izu (伊豆) que queda cerca del monte Fuji. ¿Relajado? ¡Ya te digo!

Por si alguno no sabe lo que es un ryokan os explico: es un hotel japonés tradicional, no muy grande con colchones de paja en el suelo llamados tatami, con comida japonesa deliciosa y en algunos casos, aguas termales para relajarse.

Sin embargo, si no eres japonés debes tener cuidado. Necesitas estudiar sobre la cultura japonesa, ya que es muy fácil meter la pata e incomodar a alguien J. Lo mejor es visitar un ryokan con amigos o colegas japoneses para evitar malentendidos. Si vas acompañado por amigos japoneses te pueden guiar y te sentirás como un verdadero japonés, y te podrás recuperar de tu viaje por unos cuantos días, dejando que tus mente y espíritu se repongan junto con tu cuerpo.

La comida y las aguas no son el único bálsamo para el cuerpo y la mente que encontrarás aquí: los cerezos están brotando, hay casitas de campo pintorescas, caminos encantadores y una abundancia de flora y fauna. Es realmente hermoso.

1 2 Seguir leyendo:Japón, lugar perfecto para descansar.