Skip to content

CÓMO AYUDAR A LA CRÍA DE SALMONES

Existen todo tipo de fenómenos inusuales en el mundo, tanto naturales como provocados por el hombre.

A veces, son agradables y no causan daño alguno, como las cascadas horizontales de Kimberley en Australia, la presa Itaipu Dam fabricada por el hombre, o las impresionantes puestas de sol en Santorini.

Otras veces, son terriblemente monstruosos y destructivos, como los volcanes en erupción, los terremotos y los tsunamis.

Ahí está la simetría estática de montañas y volcanes; el movimiento lento y constante de formas como las placas tectónicas, los glaciares y las capas de nieve; y los fenómenos impredecibles, graves e inevitables como las avalanchas o los cataclismos. También hay inundaciones que vienen y van de forma intermitente y regular. Nos encontramos con inundaciones cuando a los dioses se les olvida cerrar el grifo al bañarse.  Por tanto, el hombre debe intervenir. No podemos evitar que se olviden y en consecuencia debemos diseñar y construir grandes instalaciones para protegernos, drenar el exceso de agua que pueden causar las inundaciones y compensar este despiste.

Un lugar donde este despiste celestial ocurre bastante a menudo es la zona europea de Rusia. Justo al lado del golfo de Finlandia, en concreto, alrededor del delta del río Neva. Y desafortunadamente, San Petersburgo está justamente ahí. Una ciudad conocida por su heroísmo, sus victorias, su patrimonio cultural imperial y por desgracia también por las catástrofes a consecuencia del agua. De esto último ya ha tenido más que suficiente. Para los que estén interesados: aquí.

¿Aún estás interesado? Pues léete “El jinete de bronce”. Mola. Puedes descargarlo aquí.

Esta es la versión corta:

Lógicamente, los habitantes de San Petersburgo tenían que hacer algo con las inundaciones. Y lo hicieron. Ya había oído hablar de ello pero fue hace poco cuando conseguí verlo en primera persona: alrededor de San Petersburgo existe una enorme presa para proteger la ciudad de las inundaciones. Gracias a Dios, las poéticas descripciones de Pushkin sobre las inundaciones son cosa del pasado, ¡ya era hora!

Resulta que los técnicos y diseñadores de esta fantástica obra de ingeniería se burlan de la palabra “presa”. Prefieren llamarlo: “complejo de instalaciones de protección contra las inundaciones”. Es bastante complicado, pero si insisten, ¿quién soy yo para cuestionarles?

Ahora un poco de información técnica:

Hacía falta una construcción que dejara pasar una cantidad razonable de agua a través del golfo de Finlandia hacía Neva, pero que cuando vinieran grandes olas potencialmente catastróficas desde el Mar Báltico, se creara una barrera que evitara la inundación de la ciudad. Además, tenía que ser capaz de dejar pasar a los barcos a diario y no impactar en el ecosistema marino de la zona.

La idea de construir una presa se gestó por primera vez en el siglo XIX, pero no se empezó a construir hasta 1979 (más detalles aquí). Entonces llegó el comunismo y a finales de 1980 la construcción se paralizó. Después llegó la década del año 2.000 y el proyecto resucitó, completándose en 2011; ¡Consiguieron algo realmente fantástico!

Traté de encontrar otras presas similares en Internet pero no llegué muy lejos. Todas son mucho más pequeñas. Hay una en Londres, una en Holanda otra en el Elbe… Pero todas son enanas comparadas con la presa rusa que mide la friolera de 25 kilómetros. Estaba impresionado.

Hay una construcción anti inundación similar, la que están construyendo en Nueva Orleans. Cuando esté acabada será más grande, pero de momento ¡la de San Petersburgo es la número 1!

Para el común de los mortales que visita la construcción, es simplemente una carretera de 25 kilómetros de longitud que atraviesa el Golfo de Finlandia de lado a lado, similar a la de Miami Vice que conecta Miami con los Cayos (que es mucho más larga pero no es una instalación anti inundaciones). Asfalto liso, señales y marcas bien colocadas, caminos de entrada y salida…: precioso.

piter-dambapiter-dambapiter-damba More: CÓMO AYUDAR A LA CRÍA DE SALMONES

SOLEADA PETERSBURGO.*

[*Véase el último párrafo]

Últimamente mis posts han ido sucediéndose en serie. Ha habido una serie sobre Kimberley, del 1 al 7, los posts que estoy publicando sobre los mejores lugares para visitar, y ahora, aquí tenéis el primer post de otra serie: En San Petersburgo, la ventana de Europa

¡Allá vamos!…

En primer lugar, un pequeño rollo a modo de introducción. ¿Charlatán, yo?

Por alguna extraña razón, decidí hace poco hacer una lista del número de ciudades que he visitado en Rusia. Sólo las ciudades, sin contar los pueblos, por lo que podemos considerar los lugares con al menos unos 100.000 habitantes. Y sólo he contado las ciudades que he visitado como es debido: en las que he estado al menos unos días. Por lo tanto, no cuentan los sitios que he visitado “de pasada”, en los que “he pisado el aeropuerto esperando un vuelo de conexión”, o incluso en los que “he visitado rápidamente su kremlin”.

El resultado ha sido un total de 14 ciudades visitadas en Rusia. Éstas, enumeradas de oeste a sur, del norte al este, son: Kaliningrado, Pskov, Nóvgorod, San Petersburgo, Moscú, Rostov-on-Don, Novorosíisk, Kazán, Sarátov, Volgogrado, SochiYakutia, Novosibirsk y Petropavlovsk-Kamchatski.

Claro que he visitado otros pueblos y ciudades, pero no se incluyen en mi lista debido a las reglas que he mencionado antes. Por lo que, los pueblos y ciudades “visitados” que no se incluyen en mi lista son los siguientes:

UryupinskKozmodemiansk, Dimitrov, Dubná, Kolomna, Torzhok, Kozelsk, Kem, Belomorsk, Kholmsk, Yuzhno-Sakhalinsk, Lukhovitsi, y otras muchas…

Después pensé en hacer, de la misma forma, una lista de las ciudades de Estados Unidos que había visitado… ¡Guau! ¡16! Dos más que en Rusia:

AnchorageSeattleSan Francisco, Los Ángeles, Las Vegas, Minneapolis, Chicago, Louisville, Dallas, AustinBostonNueva York, Washington D.C., Atlanta, Orlando y Miami.

Los pueblos y ciudades de Estados Unidos seleccionados son: Honolulú (Hawaii), Valdez (Alaska), Sedona (Arizona), Palo Alto y San José (California), El Paso (Texas), Page (Arizona), Key West (Florida) y otros muchos (hasta ¡he excluido nuestra oficina en Woburn (Massachusetts)!).

Mmm, veamos… Estados Unidos tiene aproximadamente el doble de población que Rusia (320 millones y 140 millones, respectivamente). Esto significa que una ciudad de Rusia debería contar como dos si comparamos las ciudades visitadas en las dos naciones… No, pero esto no funciona así: porque entonces habría visitado “el mayor número de ciudades”… ¡en Singapur! (cuya población es de 5,5 millones de personas, siendo 25 veces menor que Rusia).

Comparemos la población de algunos de los países cuyas ciudades  he visitado…

En Noruega, con cinco millones de personas,  he visitado dos ciudades: Oslo, la capital, y Bergen, lo que hace el doble que en Singapur. ¿Dónde más he estado?…

…¡En Nueva Zelanda!, con 4,4 millones de personas. Nos aclimatamos y poco a poco recorrimos Auckland y pasamos una noche en Christchurch e inspeccionamos sus lugares más destacados el día siguiente. Luego fuimos a Wellington y Dunedin, pasando una noche en cada sitio, pero sin poder inspeccionarlas, por lo que no cuentan.

¿Hay algún país con una población menor de 2.000.000 de personas en la lista de las ciudades que he visitado? ¡Sí!…

…¡Gabón! Con 1,6 millones de gaboneses. Estuve en Libreville unos días hace tan sólo seis semanas. ¡Chipre! En Limasol,… Nicosia y Pathos estuve sólo de pasada, por lo que ¡Chipre no entra en la competición! (Aunque tiene una población de algo más de un millón de personas). ¡Andorra! He ido, lo he explorado y esquiado, con 85.000 personas. Pero,¿quién es el ganador? ¡Mónaco! Monte Carlo. El líder indiscutible, con una población de 30.000 personas. Y he estado allí miles de veces.

Así que, si tenemos en cuenta las desventajas en las cifras de los países de las ciudades visitadas, nos quedamos con Monte Carlo. Equivale a 4.500 ciudades de Rusia o 10.000 pueblos de Estados Unidos. ¡Ay!, aquí hay algo que falla. Este método no funciona. Podemos tener en cuenta las cifras económicas, las cifras con respecto a las áreas geográficas… pero no; ya me he cansado de todo esto, y ya me he enrollado mucho…

Vale, ya vale con las cifras :).

Dejando a un lado mis divagaciones comparando países, hace poco estuve en San Petersburgo (para los americanos que me estén leyendo, la original, ¡no la de Florida!).

La espléndida, sagrada, seductora, sensacional, imponente ciudad de San Petersburgo. La última vez que estuve fue hace siete años, en el verano de 2008. Allí tuvimos una conferencia con nuestro socio. Y desde entonces, cada año volvía a prometer a los peterburgueses que regresaría pronto, pero me avergüenza decir que no lo hice.

Lo he estado repitiendo durante siete años. En ese tiempo abrimos una oficina allí, nos mudamos a unas instalaciones más elegantes, y ahora, 80 trabajadores de Kaspersky Lab trabajan duro cada día por el bien de la empresa y el mundo. Muchas cosas han cambiado, y yo seguía prometiendo que volvería pero me quedé rezagado en mi intento. Bueno, ¡por fin he conseguido volver! ¡Hurra! Estoy escribiendo esto desde San Petersburgo: una de las ciudades más bonitas del mundo.

Entonces, ¿qué no ha cambiado desde la última vez? El río Nevá sigue recorriendo la ciudad, la Avenida Nevski, la Catedral de San Isaac, el Almirantazgo de San Petersburgo, la Fortaleza de San Pedro y San Pablo y el Hotel Astoria; los puentes todavía se elevan y la ciudad de Peterhof sigue siendo un gran atractivo turístico.

piter1-1piter1-2 More: SOLEADA PETERSBURGO.*

MI TOP 100 LUGARES PARA VER 2015: PRELUDIO.

¡Hola a todos!

Muchos de vosotros os habréis dado cuenta que me paso el tiempo recorriendo este planeta. La mayoría de las veces es por trabajo (reuniones, conferencias, discursos, etc.), pero normalmente busco tiempo para poder visitar los lugares de interés más cercanos. A veces es solo hacer fotos y ¡siguiente! Otras veces se trata de estudiar seriamente algún fenómeno natural o histórico increíble.

Cada vez que tengo la oportunidad de admirar las maravillas del mundo, suelo pensar: “todos deberían ver esto”. Normalmente me pongo a pensar ¿qué más me falta por ver en este mundo? ¿Cuáles son los lugares más interesantes e impresionantes? Una vez (hace muchos años) me dieron un libro de “los 100 lugares más bonitos del mundo”, o algo así. Y en esa época también vi un programa de televisión llamado “Top-20 Places to See Before you Die” (en español, Los mejores 20 lugares para ver antes de morir), o algo por el estilo.

Después de revisar los dos, el primer pensamiento que tuve fue “esto no está bien”, y me dio por pensar que tal vez los creadores/escritores de este tipo de programas y libros en realidad no conocen mucho del mundo, y mucho menos que estuvieran cualificados para enlistar los mejores lugares del mundo. Fue entonces cuando decidí intervenir directamente y crear mi propia lista – “de los lugares más impresionantes del planeta, los cuales deben ser visitados en algún momento, si tienes el dinero suficiente”.

La primera edición de mi “Top-100″ se publicó en diciembre de 2011 (la versión electrónica es ésta). Ha llovido mucho desde entonces, infinidad de viajes, cientos de lugares visitados y explorados, por lo tanto la lista ha tenido cambios importantes (de momento solo en mi cabeza), para mejor, naturalmente. Ahora ha llegado el momento de actualizar mi lista y reenviarla para el placer de viajeros experimentados, turistas ocasionales, y simplemente seguidores curiosos del blog.

More: MI TOP 100 LUGARES PARA VER 2015: PRELUDIO.

EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 7.

Tal y como mencioné en mi post anterior, en éste hablaré de lo que realmente queríamos ver en Kimberley, y no vimos.

Como Kimberley es un territorio enorme, conocerlo en tres días (un finde muy largo) es simplemente imposible. Sin embargo, me aseguré de llegar a las mejores partes del mismo. También alcancé otro objetivo importante: Ahora sé dónde, cuándo y cómo, específicamente, se debe inspeccionar la belleza natural del lugar. Por lo tanto, este material debe utilizarse como plan de acción para futuras visitas…

Estos son algunos consejos de cómo planear y organizar mejor unas vacaciones en Kimberley, Australia:

  • Mejor temporada para visitar: abril-mayo – justo después de la temporada de lluvias y así ver las cataratas en su mejor momento.
  • Mejor momento: cuando haya luna llena o nueva para poder ver las mareas en su máximo apogeo…
  • Tener al menos uno o dos días de excursión en avión o autobús para ver todos los sitios que he descrito y hecho fotos en mis posts de Kimberley 1-6.
  • Alquilar un barco durante, digamos, 10 días, (preferiblemente alquilar un helicóptero o llegar a un acuerdo con la empresa de helicópteros).
  • Zarpar con el barco desde Broome hasta Wyndham (o de un lugar cerca – donde se pueda anclar) y así poder examinar la belleza de la costa.

… Y las bellezas costeras más impresionantes van en este orden:

1. King Cascade (Cascadas del Rey, en español), en alguna parte de este río. (Es sorprendente que en Internet no haya mucha información sobre este lugar). Está alrededor de 200km al noreste de las Cascadas Horizontales. Las pocas fotos que hay en la red son estas.

More: EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 7.

EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 6.

¡Buenos días, zarigüeyas!

He aquí la penúltima publicación de lo que ha resultado ser una especie de diario de viaje de Australia…

Después de comer, tras nuestra aventura mañanera en nuestro último día completo aquí, ¡llegó por fin el momento para una tarde de compras!

Pero no me refiero a las típicas compras en el sentido de ir a un centro comercial + restaurante; en Kimberley no hay centros comerciales. No, me refiero a un tipo de tienda en concreto, de un solo producto. ¿Ya sabéis cuál?

Chicos (me refiero al género masculino), os recomiendo que hagáis a este tipo de compras sin vuestra mujer/novia/hija, o sin dinero ni tarjetas de crédito. ¡Preferiblemente sin ninguna! En la oferta de productos que hay aquí, nada sale barato…

El producto es… ¡una perla! Aquí, en Cabo Leveque producen perlas de forma industrial.

Funciona de la siguiente forma:

Los ciudadanos locales cogen las conchas de las ostras y les implantan un cuerpo extraño (no recuerdo de qué está hecho), después ponen las conchas en cajas con redes y las vuelven a dejar en el mar. Unos años después, abren las conchas y… ¡Ta-chán! ¡Tienen una perla!

La carne que queda en el interior de las conchas se ofrece a los turistas hambrientos y, cuando han acabado su ración de ostras, también pueden comprar las conchas totalmente limpias. Un bonito recuerdo :).

Mira estas fotos del cultivo de perlas:

1 2 3 4

More: EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 6.

EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 5.

Es hora de pasar de relatar lo que ocurre en la isla a lo que ocurre fuera de ella-  trasladándonos hacia la zona más atractiva de la línea costera, ya que nos dijeron  que los verdaderos encantos de Kimberley están en ella. La mejor playa cerca de Broome (la “capital” de la región”, por sí no leíste los posts anteriores), es el Archipiélago Buccaneer que está a 250km.

¡Qué maravilla de lugar! Innumerables islas, islotes, acantilados, estrechos, bahías y un mar casi color turquesa con un horizonte increíble. Wikipedia dice que hay aquí más de 800 islas. Pero no entiendo cómo las habrán contado con exactitud: cuando la marea es baja se ven islotes pequeños; cuando está alta vuelven a desaparecer…

1

More: EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 5.

EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 4.

¡Buenos días, zarigüeyas!

Volvemos a Australia…

La siguiente parada en nuestro tour hacia el noroeste de Australia fue al Parque Nacional Arroyo Túnel, a una media hora en coche de Windjana Gorge.

El Arroyo Túnel atraviesa una cueva natural de piedra caliza que una vez fue el arrecife Devónico, aquí bajo el océano. Los turistas vienen y, como es normal, atraviesan el túnel, que es lo que también hicimos nosotros. Un consejo: os recomiendo llevar botas de agua, ya veréis por qué:

1 2

More: EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 4.

EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 3.

¡Qué tal todos!

Después de nuestras primeras incursiones en el maravilloso mundo australiano llamado Kimberley, llegó el momento de dirigirnos a la parte infernal de la región – la sabana, cerca del Gran Desierto Arenoso. También hay mucho que ver por ahí.

Ahora, si viajas 300 km aproximadamente en dirección al este de Broome y por alguna razón te quedaras tirado en temporada seca, sin transporte o teléfono por satélite… seguramente te morirías sin agua. Encontrarían tu esqueleto momificado después de dos o tres semanas o, mejor dicho, desaparecerías después del festín que se montarían las termitas contigo. Sí señor…este lugar es un territorio desértico, desolado, totalmente despoblado, una sabana desértica de miles de kilómetros y sin carreteras.

Eeem. Ese párrafo ha sonado muy macabro. Dejadme intentarlo otra vez…

Si viajas 300 km hacia el este de Broome, acompañado de guías de confianza y con transporte y comunicación asegurada, entonces es muy probable que llegues al parque nacional de Windjana Gorge, aquí. Si los tablones de información turística son de fiar, aparentemente hace 360 millones de años, durante el periódico Devónico (el periodo en el que aparecieron los anfibios), esto era la costa y debajo de las olas del mar se formó una barrera de coral…

(Ejem, de todas formas, creo que esto es demasiado. Tendré que ir directo al grano).

En fin… después el nivel del mar cambió de manera que podíamos ver la barrera, que ahora es una formación rocosa. Es la cresta que se ve en la siguiente foto y que atraviesa de manera incongruente la sabana soleada australiana:

1

2

More: EN KIMBERLEY, AUSTRALIA. PARTE 3.

En Kimberley, Australia. Parte 2.

¡Buenos días, amigos!

Estoy de vuelta con más historias sobre la zona despoblada

En el post de hoy hay un poco de narrativa pero principalmente muchísimas fotos tomadas desde el aire y también en tierra.

1

Los paisajes aquí son increíbles. Horizontes y playas interminables, islas, sabana, formación de rocas, acantilados. Hay mucho por ver… tanto como para ponerse a pintar. Qué pena que Turner o Constable nunca llegaron a ver este sitio.

2

3

4

More: En Kimberley, Australia. Parte 2.

En Kimberley, Australia. Parte 1.

Como prólogo:

Sin investigar en Internet, ¿quién puede decirme qué es más grande: la Luna o Australia?

australia-kimberley-0 More: En Kimberley, Australia. Parte 1.