De Heathrow al Aeropuerto Internacional de Tel Aviv en Brittish Airways: nada bien

Muy bien, aquí estamos otra vez…

Suena el despertador, ¿dónde estoy? Hotel, ducha, maletín, taxi, aeropuerto, check-in, rayos x; “desayuno” (un sándwich y un zumo de tomate), sala, asiento en la ventanilla. Aquí viene la primera pequeña tortura de este soleado día: me encuentro justo a la altura del ala del avión, es algo aterradora y realmente grande (estábamos en un Boeing 777). Iba a ser uno de esos días. Y así fue…

london-tel-aviv-uk-israel-flight-1

Uff, vaya. ¿Sin vistas? Entonces tendré que pasar más tiempo con los ojos cerrados. Fue un vuelo madrugador, alrededor de las 8 de la mañana, así que, ponerme al día con las horas de sueño era justo lo que necesitaba…

Acababa de dormirme cuando me despertó bruscamente el piloto. Estaba anunciando que debido a un problema técnico no íbamos a poder despegar. ¡Buff! Aunque más vale prevenir que lamentar. Así que, de vuelta a la salida y a entrar de nuevo al aeropuerto hasta que resolvieran el problema.

Estuvimos sentados 2 horas mientras retiraban la parte defectuosa de la aeronave y la reemplazaban con una nueva. Al menos esa parte estaba a mano, o eso creo.

Nos volvimos a meter en el Boeing, guiados por un equipo muy seco “inglés” de auxiliares de vuelo con acentos muy raros.

Seguir leyendo:De Heathrow al Aeropuerto Internacional de Tel Aviv en Brittish Airways: nada bien

Otra media maratón en Londres

¡Hola amigos!

Continuamos con nuestra caminata por la Ribera del Támesis. El otro día os enseñé la primera parte de la caminata de este día (dimos un paseo por el teleférico + Greenwich y la llegada a Cutty Sark) y aquí está la segunda parte.

Después de estar en Cutty Sark llegamos a la entrada del túnel que pasa por debajo del Támesis por el que pasamos A.B. y yo la vez pasada. Pero no esta vez…

Ésta vez no giramos a la derecha… ni pasamos por el túnel, continuamos todo recto a lo largo del malecón. “¿Por qué no?”, pensamos: el camino era bonito y agradable, había muchísimas cosas para ver, el sol brillaba… incluso las nubes eran dignas de fotografiar. Vamos a evitar pasar por el túnel…

Seguir leyendo:Otra media maratón en Londres

¿Qué se dicen a sí mismas las petunias al caer?

¡Está pasando otra vez! ¡Sí, otra vez!. Lo sé porque salió en la Guía del viajero intergaláctico” de Hitchhiker. Y lo cito: “Curiosamente, la única cosa que pasó por la mente del tiesto de petunias mientras caían fue “está pasando de nuevo!”. Muchas personas han especulado que, si supiéramos exactamente por qué pensó eso el tiesto de petunias, sabríamos mucho más de lo que sabemos ahora sobre la naturaleza del universo.”

Hoy me he acordado de este párrafo. Estaba en un avión una vez más mirando hacia abajo por la ventana izquierda a los paisajes. ¡Una vez más estoy aquí!” Pensé, mientras miraba el mapa que mostraba la trayectoria del avión frente a mí: sobrevolando Ámsterdam, yendo de Moscú a Londres. Justo el otro día hice la misma ruta, ¡solo que hacia el otro lado!

DSC04068“Mmmm, parecido a la petunia, solo que hacia el otro lado” pensé. No estoy seguro si eso es una autocrítica o sobreestimación, los físicos y botánicos tienen diferentes opiniones sobre este tema, así que no haré comentarios. Solo diré que la llegada a Heathrow fue como lo esperaba: ¡con una vista completa de Londres desde mi ventana!

Por allí fue donde mi acompañante de viaje A.B. y yo caminamos media maratón a lo largo de la ribera del Támesis la semana pasada…

Seguir leyendo:¿Qué se dicen a sí mismas las petunias al caer?

En La Haya, ¡y qué playa!

Desde Utrecht nos dirigimos hacia el oeste en coche, hasta llegar a La Haya. Y llegó el  momento de ser juzgado, pero no por la corte, sino dando una charla, por primera vez en la Conferencia Internacional ISCC de Protección de Bits y Átomos, pero hablaré sobre eso más adelante.

La noche de la conferencia pude dedicarme a uno de mis hobbies favoritos: recorrer el lugar. Esta vez, fue la sede del gobierno y el parlamento holandés (que no hay que confundirla con la capital holandesa, Ámsterdam).

¿Qué puedo decir? La impresión general, en una palabra: opaco; en tres palabras: un poco aburrido. Aunque es una ciudad costera con una playa bastante bonita (ver abajo), es muy tranquila. Pero, de nuevo, es temporada baja. Hay muy poca gente, alejada del pueblo y a lo largo de la costa. “Es como estar a media noche en Noruega, al norte del círculo polar: el sol brillaba, pero no había nadie por ahí”, expresó mi acompañante de viaje, A.B. “Es verdad A.B., o como estar a media noche en Islandia“, confirmé.

Diré algo a favor de La Haya: ¡su playa es maravillosa!
Seguir leyendo:En La Haya, ¡y qué playa!

La ciudad donde la bicicleta es la reina suprema

En Londres nos subimos a un avión y emprendimos un viaje a través del Mar del Norte – hacia Amsterdam.

No estuvimos mucho tiempo en Amsterdam, ya que nos llevaron directamente a Utrecht y después a la capital política, La Haya, por asuntos de negocios.

En este post: Utrecht – la ciudad de las bicicletas.

Las bicicletas están por todos lados en este lugar. No, en serio, por todos lados – la ciudad está invadida por ellas. Y si eres peatón, debes cuidarte: un momento de distracción y antes de que te des cuenta tienes una bicicleta detrás de ti pidiendo que te muevas del camino (educadamente, a lo holandés). Yo creo que deberían implementar gorras con retrovisores adaptados, que fueran de uso obligado para la gente que visita la ciudad por primera vez, por ejemplo, para todos aquellos que no han nacido aquí y sin ese sexto sentido requerido para detectar a esas amenazas sobre ruedas.

#utrecht #holland #netherlands

A photo posted by Eugene Kaspersky (@e_kaspersky) on


Seguir leyendo:La ciudad donde la bicicleta es la reina suprema

Media maratón de Londres

Normalmente suelo seguir un modus operandi al hacer este tipo de publicaciones en el blog: si no tenemos muchas fotos, compensamos con mucho texto; si hay muchas fotos, las dejo que hablen por sí solas y me relajo con el número de palabras…

Esta vez, queridos lectores, habrá pocas palabras. Hoy el tema va sobre la capital del Reino Unido: en la que siempre hay muchas cosas por ver y fotografiar. Estuve ahí con mi compañero de viaje A.B., que también es un fanático de Londres y corrimos una auténtica “media maratón fotográfica” recorriendo partes del Támesis que no conocía, entrando en todos los huecos y rincones que había por el camino.

La noche anterior a nuestra maratón nos hospedamos en mi hotel favorito de la capital: Ham Yard. No es el alojamiento más cercano al Támesis, pero me sirve: el pre-calentamiento para llegar al río fue en la catedral de San Pablo y claro que debíamos subir a su famosa cúpula…

london-uk-spring-stroll-1Dentro de la catedral está prohibido sacar fotos y videos, pero el panorama desde la cima y los alrededores son simplemente impresionantes y perfectos para poner de fondo de escritorio.

Seguir leyendo:Media maratón de Londres

De vuelta a mi antiguo hogar

¡Novorossiysk también es mi ciudad natal! Nací aquí hace 50 años y medio. Mi familia vivió en este edificio –en el número 21 de la calle Revolución de 1905– durante muchos años. Nos mudamos a Khlebnikovo a principios de los años 70, en la región de Moscú, y aquí fue donde empecé a ir al colegio.

Aquí está el número 21:

En este patio jugaba en una caja de arena, trepaba por los melocotoneros y las moreras y monté en mi primera bicicleta… Vaya, ¡cuánta nostalgia!

Y así es como se veía el edificio en el 2002. Esto es un ejemplo gráfico de cuánto ha mejorado la ciudad desde entonces:

Y la guardería a la que iba en la calle de enfrente, por desgracia ya no existe. Ahora es un edificio residencial.

Novorossiysk: ¿la mejor ciudad de Rusia?

El otro día nuestro director ejecutivo recibió una nota con la fecha del próximo viaje programado:

-Krasnodar: reunión con el gobernador regional, firma de un acuerdo de cooperación.

-Krasnodar: reunión con nuestros socios de Krasnodar.

-Krasnodar: dar una charla en la Universidad Estatal de Kuban.

-Vuelo a Novorossiysk.

-Novorossiysk: reunión con nuestros socios de Novorossiysk.

-Novorossiysk: visita al puerto de la ciudad.

Adjunto a ello había un recibo del prepago del alquiler de un helicóptero para llegar de Krasnodar a Novorossiysk. ¿El nombre de la compañía del helicóptero? Abrau-Durso, ¡el reconocido (en el ámbito local) productor de vino y champagne! “vale, lo entiendo. ¿Y esto le llaman  viaje de negocios?” es broma E.D. 🙂

Por desgracia, no tuvimos tiempo para visitar el viñedo para una cata. ¿Lo veis? Sí fue un viaje de negocios :).

Las vistas desde las alturas eran espectaculares:

Seguir leyendo:Novorossiysk: ¿la mejor ciudad de Rusia?

+1: Krasnodar (una ciudad que te hace sentir bien)

Me gustan las listas. Me gustan las comparaciones. Así que, hace tiempo, hice una lista de las ciudades que he visitado en Rusia. ¡Me sorprendió descubrir que he estado en más ciudades de Estados Unidos que de Rusia! Bueno, solo dos más: 16 frente a 14, pero, aun así. ¿Cómo es eso posible? ¿Por qué razón? Eso no es normal. (Esta es la metodología  que utilicé para hacer el cálculo y las listas de las respectivas ciudades.)
Eeen fin, acabo de agregar otra ciudad a mi lista de ciudades que he visitado en Rusia: la ciudad de Krasnodar.

Seguir leyendo:+1: Krasnodar (una ciudad que te hace sentir bien)