¿Un Kuarto de siglo? ¡¿Qué ha pasado?!

¡Hola, amigos!

Hace 25 años y 9 días -un 26 de junio de 1997 – la empresa que tiene el mismo nombre que yo fue registrada. Fue un comienzo realmente humilde: unas doce personas, sin rotaciones… Pero con un cierto expertise tecnológico y planes muy ambiciosos. Teníamos, más o menos, este aspecto:

Viajamos dos años al futuro hasta 1999. Ahí ya éramos unos 40 ->

Así comenzó todo.  // Por cierto, podéis encontrar más detalles sobre nuestra historia aquí

¡Veinticinco años (un cuarto de siglo) realizando un gran trabajo! Basándonos en nuestra propia tecnología líder mundial de antivirus, desarrollamos productos innovadores de seguridad en internet para usuarios domésticos. No siempre ha sido fácil, ¡pero lo logramos! Ahí tenemos nuestra V. 6, ¿os acordáis? (Menuda historia tenemos ahí para contar… :). Con el tiempo, nos fuimos mudando poco a poco al mercado empresarial, desarrollando excelentes productos también en ese mundo: primero en la categoría de endpoint, y más tarde también en control de tráfico de red, protección contra ataques dirigidos, etc. Luego decidimos proteger objetos industriales. Y ahora (sin pecar de modestia), puedo decir que somos la única empresa en el mundo que brinda una gama tan amplia en protección cibernética de primer nivel: dispositivos de uso individual, estaciones de trabajo, infraestructura de servidores y tráfico en la red, así como sistemas de control industrial como SCADA. Además, tenemos cobertura sobre la gama más amplia de sistemas operativos y tipos de dispositivos.

Seguir leyendo:¿Un Kuarto de siglo? ¡¿Qué ha pasado?!

Cybersoft IP vs. K: otra victoria contra los troles de patentes.

A pesar de estos tiempos difíciles, nosotros continuamos con nuestro trabajo para salvar el mundo de todo tipo de malicias cibernéticas. Por ello, no nos quedaremos en silencio ->

¡Hola a todos!

Los lectores habituales de este blog habrán notado que han pasado varios años desde la última vez que se hizo un buen uso de la etiqueta troles de patentes (la última publicación de este tipo fue sobre nuestra victoria contra Uniloc en marzo del 2020, sí, justo cuando comenzaban los primeros encierros en todo el mundo). Bueno, ha llegado el momento de ponerse al día con los troles de patentes. Y, gracias a Dios, tenemos buenas noticias, algo que se agradece aún más estos días…

Acaba de llegar a su fin un largo año de pleitos con el trol de patentes estadounidense Cybersoft IP, LLC. Lo cual ya es una buena noticia, pero esta es aún mejor: ¡ganamos!

Pero ¿qué quería este trol en particular? ¿Cuál era su demanda contra nosotros?

Bueno, Cybersoft IP presentó una demanda contra nosotros en abril del 2021 en el Tribunal de Distrito de Massachusetts. En él, el trol se mostraba en desacuerdo con nuestro maravilloso Kaspersky Secure Mail Gateway, alegando que infringía su patente (US6763467B1) que abarca un “método y sistema de interceptación de tráfico de red” (concretamente, se trata de una tecnología de seguridad de red que comprueba los datos transferidos a través de una red [en particular, en correos electrónicos y sus archivos adjuntos] en el dispositivo de un usuario).

Esta patente es para un método realizado dentro de un solo sistema informático conectado a una red para interceptar, examinar y controlar todos los datos, sin excepciones, que fluyen a través de las conexiones de transporte entre la capa de transporte de un sistema operativo y las aplicaciones del usuario, donde los datos interceptados se verifican para comprobar si se puede escanear en busca de contenido no deseado.

Básicamente, la patente guarda relación con algo parecido a un firewall personal en el dispositivo informático de un usuario que intercepta y escanea los datos de la red. La descripción de la patente, su reivindicación y también sus gráficos (diagramas) lo confirman claramente. La cuestión es que esa tecnología de filtración de tráfico de red instalada en el dispositivo de un usuario no solo es una tecnología conocida y ampliamente utilizada, sino que también ha estado disponible en la industria de la ciberseguridad durante años.

Seguir leyendo:Cybersoft IP vs. K: otra victoria contra los troles de patentes.

Album de fotos de Flickr

  • Saudi Arabia
  • Saudi Arabia
  • Saudi Arabia
  • Saudi Arabia

Instagram Photostream

Nuestras patentes del 2021: la mayoría de las patentes de EE. UU. y muchas más de todo el mundo.

¡Hola, amigos!

Hoy tengo que compartir con vosotros esta buena, ¿qué digo buena?, maravillosa noticia: ¡hemos obtenido la mayor cantidad de patentes que cualquier otra empresa de origen ruso en Estados Unidos durante el 2021! Además, hemos roto estadísticas, ya que durante este pasado año ha habido una caída del 7,5 % en el número de patentes registradas en el país.

“En el análisis anual de clasificación de patentes publicado por IFI Claims Direct, Kaspersky se ha proclamado como la principal empresa rusa patentada en los EE. UU. con 43 patentes publicadas en el 2021. A lo largo de toda su historia, la empresa ha recibido 412 patentes solo en Estados Unidos, con más de 1200 en todo el mundo, incluyendo Rusia, la Unión Europea, China y Japón”.

// Por cierto: a pesar de la caída general del número de patentes expedidas el año pasado, las emitidas por el aprendizaje automático y la computación cuántica aumentaron. Esto es tan solo un recordatorio de hacía dónde se dirige este mundo actual, por si no estabas al tanto.

Agradezco enormemente a todo el equipo de nuestro departamento de Propiedad intelectual que trabaja duro, con inteligencia y éxito (¿recuerdas las victorias sobre los troles de patentes y contra el monopolio de Microsoft y Apple? Tampoco puedo dejar atrás a nuestros desarrolladores que idean tecnologías líderes en el mundo; y no es ninguna exageración, ya que nuestras tecnologías reciben mejores calificaciones en las pruebas independientes que cualquier otra. ¡Oh, sí!

Esta tan buena noticia sobre nuestras patentes me ha llevado a reflexionar: ¿por qué no echamos un vistazo al éxito de nuestras patentes durante el 2021? Pero no solo centrándonos en la cantidad, sino también en el qué, dónde, cómo y cuándo. ¿Por qué no? Después de todo, mis artículos de blog sobre patentes han tenido mucha popularidad en el pasado. Además, también sería un buen complemento para mi análisis del 2021.

Bien, ¡comencemos!

Durante el 2021 hemos obtenido 137 patentes y solicitado otras 76. Lo que hace un total de 1240 patentes y 392 solicitudes. Estos son los datos añadidos a nuestro gráfico de historial de patentes:

Seguir leyendo:Nuestras patentes del 2021: la mayoría de las patentes de EE. UU. y muchas más de todo el mundo.

Introduce tu dirección de e-mail para suscribirte a este blog

La historia de nuestro cambio de imagen y cómo Midori Kuma casi se convierte en nuestro logotipo.

Principios de junio del 2019 fue un comienzo de junio tranquilo y nada especial. El mundo giraba alrededor del Sol, quedaban 19 días hasta el verano astronómico, “Corona” significaba una cerveza mexicana y “covid” no significaba absolutamente nada para nadie. En resumen, esa era la vida tal como la conocíamos antes de la pandemia: mucho más de lo que podemos esperar hoy…

Mientras tanto, en lo que respecta a la Kompañia, teníamos nuestros propios horarios y plazos. Y a principios de junio, hace 25 meses, nuestro calendario albergaba una fecha significativa: llevamos a cabo nuestro gran cambio de marca o rebranding. Había llegado el momento de despedirnos del antiguo estilo Korporativo (en lo que respecta al logotipo, además de muchas otras cosas, incluidas las fuentes y otros estilos, colores e imágenes, etc), que, dados los pocos ajustes a lo largo de los años, ¡había estado con nosotros 22 años completos! Mezclamos lo viejo con lo nuevo: un reinicio, una actualización, un Porsche, un rejuvenecimiento, un cambio de imagen; era el momento de algo diferente, más acorde a los tiempos y, también, más pulido; al menos eso es lo que me dijeron (bromeo). No, en realidad, fue para darnos un nuevo estilo corporativo y reflejar con una mayor precisión la siguiente etapa de desarrollo de la empresa: una etapa ambiciosa pero segura, y ciertamente futurista dada nuestra industria (ciber [la seguridad de la misma]).

Pero donde otros cambiaron su logo (¡un poco!) y terminaron con él, nosotros teníamos mucho más que ofrecer. De hecho, un cambio de marca completo es un proceso largo y complejo de retocar perfeccionar todos los aspectos de la identidad y la vida de la empresa, que incluye no solo cómo nos vemos en el exterior, sino también la forma en que interactuamos con el público, el estilo de comunicación y las puntuaciones de otras cosas.

Entonces sí; la publicación de hoy trata sobre el cambio de imagen. Ahora bien, centrémonos en algunos detalles…

El trabajo en nuestro gran cambio de imagen comenzó en el 2018. Sabíamos desde hacía un tiempo que nuestros queridos y antiguos logotipo/marca y mensajes estaban más orientados a finales de los 90/principios de los 2000 que a 2019. Durante años habíamos sentido una cierta disonancia entre nuestras tecnologías/productos, que siempre estaban a la vanguardia, y la imagen de la empresa de cara a nuestros usuarios. Hacía años que ya no éramos “solo una empresa de antivirus”, sino un desarrollador de soluciones de ciberseguridad de amplio espectro. Sin embargo, nuestro logotipo seguía siendo bastante antiguo con sus letras pseudo-griegas. Era como si estuviera anclando a la empresa al pasado, a los tiempos olvidados de los disquetes.

Durante casi un año hicimos una lluvia de ideas, pensamos, comparamos, imaginamos, sopesamos, discutimos, debatimos, consultamos, acordamos y luego discrepamos, consideramos, deliberamos… Todo esto hasta encontrar el ajuste perfecto para nuestro cambio de marca. Una estimación conservadora del número de variantes de logotipo que presentó nuestro equipo de diseño es de al menos… ¡300! Después, veté un par de versiones candidatas. No porque estuviera siendo obstinado, sino porque estaba siendo superobstinado, simplemente no era capaz de ver en esos últimos prototipos finales uno que encajara al 100 % con los objetivos y valores de la empresa.

¡Ah, y aquí están las variantes rechazadas! ->

Durante el largo año de debate se produjeron algunos cuasi accidentes curiosos (¡¿aciertos?!)…

Seguir leyendo:La historia de nuestro cambio de imagen y cómo Midori Kuma casi se convierte en nuestro logotipo.

El 2020 y nuestros resultados financieros

¡Hola, amigos!

Ha pasado poco más de un año desde que este maldito virus azotó el mundo y afectó duramente a las empresas, especialmente a las pymes. Casi de inmediato quedó claro que a algunas no les iba a ir bien. Y yo no puede evitar preguntarme cómo se comportarían los ciberdelincuentes. ¿Y qué pasaría con nuestra empresa durante este período de cuarentena potencialmente largo?

En general, por supuesto, era obvio que la ciberdelincuencia no sufriría tanto. Los malos continuaron “trabajando desde casa” como de costumbre. Nada cambió mucho para ellos, aparte de que las víctimas potenciales pasaban más tiempo conectadas debido a las medidas de cuarentena y aislamiento. Y, por supuesto, Internet no perdió ancho de banda debido a este virus biológico.

Pero ¿qué pasa con nuestra empresa, que combate contra esos mismos ciberdelincuentes?

Hace un año, expresé mi convicción de que nuestra empresa se vería afectada por dos vectores: uno negativo y otro positivo. Por un lado, algunos de nuestros clientes sufrirían dificultades y otros, lamentablemente, se irían a la quiebra. Obviamente, perderíamos esos ingresos. Pero, por otro lado, habría empresas que empezarían a invertir más recursos en ciberseguridad debido a que sus empleados ahora trabajaban de forma remota y el mundo de los ciberdelincuentes probablemente estaría más activo. La forma en la que administráramos estos dos vectores determinaría directamente nuestros propios resultados.

Entonces, damas y caballeros, niños y niñas, me complace informarles que el lunes 19 de abril anunciamos nuestros resultados financieros del año pasado. “¿Por qué en abril?”, te preguntarás. Porque queríamos hacer una auditoría financiera primero.

Y entonces … [redoble de tambores]

Es hora de hacer números y resumir los resultados del año pasado. Incluso celebraremos una rueda de prensa para conmemorar la ocasión, en la que informamos a los periodistas de nuestros logros económicos.

A pesar de la ahora notoria pandemia, la crisis económica mundial y todo tipo de inestabilidad e incertidumbre geopolíticas, nuestros resultados no solo no han sido malos, ¡sino que han sido muy buenos! Después de un año del COVID-19, ¡no solo hemos sobrevivido, sino que también hemos crecido! Y eso a pesar de una reubicación casi completa de nuestros Kompañeros de la oficina al trabajo remoto con todos los costes asociados y la reestructuración, el suministro masivo de nuestros productos a los más necesitados y todo tipo de imprevistos.

De acuerdo. Comenzaré con lo más importante: los ingresos globales de la compañía durante el 2020 alcanzaron los 704 millones de dólares, lo que supone un aumento del 2,8 % respecto del 2019.

Seguir leyendo:El 2020 y nuestros resultados financieros

El top 5 de las tecnologías K que nos llevaron al top 100 de las empresas más innovadoras del mundo.

¡Lo hemos vuelto a hacer! Por segunda vez estamos en la Derwent Top 100 Global Innovators, una prestigiosa lista de empresas globales que se elabora en función de sus carteras de patentes. Y hablo de prestigio, porque en la lista nos codeamos con empresas como Amazon, Facebook, Google, Microsoft, Oracle, Symantec y Tencent. Además, la lista no es solo una selección de compañías aparentemente sólidas en cuanto a patentes: se forma a partir del titánico trabajo analítico de Clarivate Analytics, que evalúa a más de 14000 (!) compañías candidatas en todo tipo de criterios, entre los cuales el principal es la tasa de citas, también conocida como “influencia”. Y como si eso no fuera lo suficientemente difícil, en cinco años el requisito de umbral para la inclusión en este Top 100 sobre este criterio ha aumentado un 55 %:

Entrando más en detalle, la tasa de citas es el nivel de influencia de las invenciones en las innovaciones de otras empresas. Para nosotros, es la frecuencia con la que otros inventores nos mencionan en sus patentes. Y que te mencionen formalmente en la patente de otra empresa significa que se te ocurrió algo nuevo, genuinamente innovador y útil, que ayuda a su “algo nuevo, genuinamente innovador y útil”. Por supuesto, un sistema tan establecido para reconocer a otros innovadores no es lugar para aquellos que inventan meras patentes de pacotilla. Por eso ninguno de ellos se acerca a este Top 100. Mientras tanto, nosotros nos encontramos ahí, entre las 100 principales empresas innovadoras del mundo que realmente hacen avanzar el progreso tecnológico.

Vaya, ¡qué bien sienta! Es como una palmada en la espalda por todo nuestro arduo trabajo: un verdadero reconocimiento de las contribuciones que hemos estado haciendo. ¡Viva!

Todavía en una nube y resaltando mi carácter curioso, me pregunté serían nuestras cinco tecnologías patentadas más citadas, las más influyentes. Así que eché un vistazo y esto es lo que encontré…

5o puesto con 160 citas: US8042184B1 – “Análisis rápido del flujo de datos para detectar la presencia de malware”.

Seguir leyendo:El top 5 de las tecnologías K que nos llevaron al top 100 de las empresas más innovadoras del mundo.

El ciberpasado, octava parte: 1998-2000 (3 primeras veces: restructuración, oficina en el extranjero, conferencia de socios).

Los primeros años posteriores a la fundación de la compañía fueron los más difíciles de todos, ya que tuvimos que dedicar muchos esfuerzos, es decir, reventarnos. Era como si estuviéramos comprimiendo un muelle que solo se lanzaría más tarde para llevar a la compañía a lo más alto y en la dirección correcta de nuestros sueños más inimaginables (ten cuidado con lo que sueñas :). Después del registro formal de KL en 1997, con muy poco conseguimos mucho. No teníamos dinero ni recursos, pero el transportador de ciberseguridad no esperaba a nadie: se necesitaban nuevas tecnologías y el mercado demandaba nuevos productos. Así que trabajamos sin descanso, incluso los fines de semana y casi sin vacaciones. Pero ¿en qué estábamos trabajando? Aquí te dejo un ejemplo…

Junio ​​de 1998: la epidemia mundial del virus Chernobyl (CIH). Todas las demás compañías de AV no lo notaron o no se molestaron en ello o, simplemente, estaban de vacaciones; fuimos casi los únicos que lanzamos un producto que no solo atrapaba, sino que también curaba los sistemas infectados con este patógeno. La red informática mundial (es decir, ya no solo Runet) estaba repleto de enlaces a nuestro sitio. Así es como fuimos recompensados ​​por nuestras rápidas reacciones a las nuevas amenazas, eso y nuestra capacidad de lanzar actualizaciones rápidas con procedimientos para el tratamiento de amenazas específicas. Esta amenaza de virus específica se instalaba de forma astuta en la memoria de Windows, interceptaba las llamadas de acceso a archivos y los archivos ejecutables infectados, por lo que requería un proceso de disección diseñado a medida que hubiera sido imposible de entregar sin una funcionalidad flexible de actualizaciones.

Fue duro: sí; pero empezábamos a crecer y a recoger nuestros frutos. Y luego, dos meses después, recibimos una mano amiga (¿del destino?) y de lo más inesperada…

Agosto de 1998: la crisis financiera rusa, que supuso la devaluación del rublo y el incumplimiento de la deuda rusa. Esta crisis perjudicó a la mayoría de los rusos, pero tuvimos mucha suerte: todos nuestros socios extranjeros nos pagaron por adelantado en moneda extranjera. Éramos un exportador. Nuestra moneda operativa/en circulación: un rublo muy devaluado; nuestros ingresos: dólares, libras esterlinas, yenes, etc. ¡Estábamos ganando mucho dinero!

Pero no descansamos en medio de esta crisis financiera. Usamos este período para incorporar nuevos gerentes profesionales, ¡muy caros! Pronto tuvimos directores comerciales, técnicos y financieros. Y un poco más tarde, comenzamos a contratar también gerentes de nivel medio. Esta fue nuestra primera “reestructuración”, cuando el “equipo” se convirtió en una “empresa”; cuando las relaciones amistosas y orgánicas fueron reemplazadas por una estructura organizacional más formal, de subordinación y responsabilidad. La reestructuración pudo haber sido dolorosa, pero afortunadamente no fue así: simplemente seguimos adelante sin sentir demasiada nostalgia por los viejos tiempos más familiares.

// Para todo este tema de reorganización-reestructuración-“reingeniería”, recomiendo este libro realmente bueno de Michael Hammer y James Champy. Para más libros interesantes, no te pierdas este artículo.

En 1999 abrimos nuestra primera oficina en el extranjero, en Cambridge, Reino Unido. Pero, si el mercado británico es posiblemente uno de los más difíciles de descifrar para los extranjeros, ¿por qué elegimos ese sitio? En realidad, fue pura casualidad (te contaré cómo a continuación). Aun así, teníamos que comenzar por algún lugar y, de todos modos, nuestras primeras experiencias en el Reino Unido, que incluyen muchos errores y lecciones aprendidas, ayudaron a que el desarrollo de la empresa en otros países fuera mucho más fácil…

Nuestra primera gira de prensa tuvo lugar en Londres, pues ya estábamos en la capital británica para una conferencia de seguridad informática (InfoSecurity Europe). En esa gira de prensa, anunciamos con orgullo nuestra intención de abrir una oficina en el Reino Unido. Pero, como los periodistas simplemente se limitaron a preguntar el por qué, dado que ya estaban cómodamente establecidos en el país Sophos, Symantec, McAfee, etc., rápidamente cambiamos el discurso al modo geek: les contamos todo sobre la innovación de nuestra empresa y sobre nuestras tecnologías y productos únicos y cómo, gracias a ellos, éramos mejores que la competencia que acababan de mencionar. La reacción fue de interés y sorpresa (y otra de las ventajas fue que ¡desde entonces nunca se hemos recibido este tipo de preguntas tontas!). Mientras tanto, en InfoSecurity Europe pronuncié mi primer discurso ante una audiencia de habla inglesa compuesta por… dos periodistas, que resultaron ser de nuestros amigos de Virus Bulletin que ya sabían mucho sobre nosotros. Aun así, esa fue la primera, y la última, vez en la que no llenamos una representación (por cierto: más información, aquí).

En cuanto a nuestra primera conferencia de socios, así fue como sucedió…

En algún momento del invierno de 1998-1999 fuimos invitados a la conferencia de socios de nuestro socio OEM F-Secure (Data Fellows). Y así es como aprendimos el formato completo de este tipo de conferencias y cuál es la idea principal: reunir a todos, compartir toda la información más reciente sobre las tecnologías y productos, escuchar las preocupaciones y problemas de los socios y discutir nuevas ideas. Así que, un año después (en 1999) organizamos nuestra propia conferencia, invitando a unos 15 socios de Europa, Estados Unidos y México a Moscú. Aquí estamos todos, en la Plaza de la Revolución al lado de la Plaza Roja y el Kremlin:

Seguir leyendo:El ciberpasado, octava parte: 1998-2000 (3 primeras veces: restructuración, oficina en el extranjero, conferencia de socios).

El ciberpasado, séptima parte: 1997 (la fundación de Mi Lab).

Vuelvo con otro episodio de cibernostalgia de la historia K, esta publicación nos lleva a un año muy especial para la compañía, ¡el año de su fundación! Y, como puedes ver por la fecha que aparece en nuestro certificado de registro de empresa, ese momento tuvo lugar el 26 de junio de 1997:

Y por eso celebramos una megafiesta de aniversario cada mes de junio, menos este año: la primera vez que nos hemos quedado sin fiesta. Una pena, ¿verdad? Pero ¿qué se va a hacer?

Recuerdo nuestra primera fiesta de aniversario en 1998, en una bolera bastante accidentada. No muy impresionados con el entorno, compensamos al año siguiente: y nos ramificamos aún más en el campo que rodea Moscú, donde ha tenido lugar el evento todos los años desde entonces, y donde espero que vuelva el año que viene.

Y otro dato curioso de este cuento de K del verano de 1997…

Seguir leyendo:El ciberpasado, séptima parte: 1997 (la fundación de Mi Lab).

El ciberpasado, sexta parte: aprender a hablar con los medios.

La semana pasada me di cuenta de que había estado aislado en cuarentena durante un cuarto de año completo. Tres meses sentado en casa, con solo un par de visitas breves a una oficina desierta, además de las estancias todos los fines de semana en la casa de campo con la familia, también aislada. Como para todos, se trata de una experiencia realmente extraordinaria, que a mí me ha privado de los aviones/aeropuertos, hoteles, reuniones o discursos. En resumen, he viajado muy poco.

Sin embargo, todo es relativo: en tres meses, ¡todos hemos recorrido más de 230 millones de kilómetros (un cuarto de una órbita completa de la Tierra alrededor del sol)! Y eso sin tener en cuenta el hecho de que el propio Sistema Solar viaja a una velocidad de vértigo. Una cosa que no ha cambiado mucho desde que comenzó el encierro han sido las reuniones de negocios: simplemente ahora se han pasado al formato online. Ah, sí, y todas nuestras funciones en general se siguen llevando a cabo como de costumbre, sin verse afectadas por virus biológicos).

Pero dejemos a un lado el encierro, probablemente ya estés cansado de escuchar hablar de este tema. Por tanto, dicho esto, continúo con mis historias del ciberpasado; esta vez, me centraré en las entrevistas con periódicos, revistas, radio, televisión, además de otras representaciones públicas variadas. Recordé mis “relaciones con los medios” mientras relataba mi semana de entrevistas del infierno en el CeBIT en mis recuerdos sobre esta exposición (El ciberpasado, cuarta parte). Y resulta que tengo muchas más experiencias interesantes sobre entrevistas y charlas en público: muchas cosas divertidas e inusuales, además, por supuesto, algunas fotos (brillantes e iluminadoras) también.

Y también habrá historias mediáticas de todo tipo: desde discursos en salas prácticamente vacías hasta estadios repletos. ¡Desde pequeñas publicaciones en medios locales desconocidos hasta conglomerados de medios globales de primer nivel! Desde conferencias profesionales en universidades líderes y/o con audiencias con altos conocimientos en tecnología, hasta conferencias informales sobre las maravillas de la aritmética en un barco que navega hacia… ¡la Antártida a través de Pasaje de Drake!

Efectivamente. Creo que lo más lógico es comenzar por el principio…

Seguir leyendo:El ciberpasado, sexta parte: aprender a hablar con los medios.

El ciberpasado, quinta parte: 1996 (el año del cambio de juego).

A continuación, os dejo otra historia más de antaño sobre cómo nuestra empresa pasó de un humilde comienzo a lo que somos hoy. Y esta serie del ciberpasado es gracias al… ¡encierro! De lo contrario, nunca habría encontrado el tiempo para profundizar tanto en mi cibermemoria…

En el caso de que te las hayas perdido, estas son las entregas anteriores:

Primera parte

Segunda parte

Tercera parte

Cuarta parte

Bien, comencemos con la quinta parte: 1996. Un año realmente fatídico y decisivo…

Primero, en KAMI, donde seguía trabajando, los propietarios decidieron separarse. Como resultado, KAMI se dividió en varias organizaciones independientes. Y en el año siguiente, 1997, también nos separamos.

En segundo lugar, firmamos un contrato OEM (Fabricante de Equipo Original por sus siglas en inglés) con la empresa alemana G-Data para suministrarles nuestro motor antivirus. Ese contrato estuvo vigente durante 12 años completos, ¡hasta el 2008!, cuando nos convertimos en el número 1 en el mercado minorista alemán. Y así fue. ¡Nuestra destreza tecnológica original era imparable! ¿Pero qué íbamos a hacer? De todos modos, fue G-Data quien se nos acercó (no pudimos buscar activamente socios tecnológicos en ese momento), ofreciéndole cooperación a Remizov, jefe de KAMI, que culminó con la firma del contrato en CeBIT, como se describe en la cuarta parte. Y así fue como despegó nuestro negocio de licencias de tecnología.

Después de los alemanes (en 1995) llegaron los finlandeses: F-Secure (en 1996), entonces conocidos como Data Fellows. Déjame contarte cómo comenzó nuestra cooperación con ellos.

En agosto de 1995, apareció el primer virus de macros, que infectó documentos de Microsoft Word. Resultó que escribir virus de macros era muy sencillo y se estaban extendiendo a un ritmo alarmante entre una gran cantidad de usuarios desprevenidos. Esto llamó la atención de otros diseñadores de virus, y muy rápidamente los virus de macros se convirtieron en el mayor quebradero de cabeza para la industria antivirus. Detectarlos no resultaba nada fácil, ya que el formato de un documento de Word es más complejo (¿quién iba a saberlo). Por lo tanto, durante varios meses, las empresas de antivirus jugaron a los chamanes utilizando varios métodos, hasta que, a principios de 1996, McAfee (la compañía : ) anunció el método de desarticulación “correcto” para el formato de los documentos de Word. Nuestro colega Andrey Krukov (que se unió a nosotros en 1995) se enteró de la noticia y rápidamente se le ocurrió la solución tecnológica más elegante y efectiva. Hice correr la voz sobre esto, y muy pronto las empresas comenzaron a acercarse a nosotros con ofertas para comprar nuestra tecnología. Tras escuchar ofertas, organizamos una reunión con todos ellos, en el próximo Virus Bulletin Conference en Brighton, Reino Unido, donde Andrey y yo viajamos en el otoño de 1996.

En Brighton, las cosas no salieron según lo planeado: ¡ninguna de esas reuniones llegó a nada! Sin embargo…

Seguir leyendo:El ciberpasado, quinta parte: 1996 (el año del cambio de juego).