El fin del comienzo en la lucha contra los troles de patentes

Gran parte de agosto y septiembre de este año he tenido que “trabajar desde casa”, algo que no suelo hacer. Por lo que sin los viajes/eventos/entrevistas/discursos y el resto de mis tareas rutinarias, tuve mucho tiempo para mí. Leí mucho y me encontré con las típicas malas noticias, pero, de vez en cuando, también me topé con alguna buena. En concreto, una buena excelente noticia procedía de la lucha contra los troles de patentes: un tribunal de distrito de Texas denegó la demanda de Uniloc contra nosotros por infringir la patente US5490216 que, desde principios de los años 2000, ha sembrado el terror en las empresas informáticas, ha envejecido a muchos abogados de patentes y ha sacado el dinero a más de 160 (!) empresas, incluidas Microsoft y Google, nada menos.

Pero la buena noticia no acaba ahí…

La unión de la industria informática ha afianzado la invalidación de esta patente informática del demonio. Pero no solo hay que celebrar la invalidación por sí misma, sino también el hecho de que esta proclama un cambio importante (aunque tardío) en el sistema de patentes de Estados Unidos. Evidentemente, por ahora se trata únicamente de un “lento pero seguro”, que es mejor que nada, sobre todo cuando estos cambios tienen una importancia global: por fin la industria informática puede comenzar a quitar los parásitos de su espalda que no hacen más que chupar su sangre entorpecer el desarrollo tecnológico.

El balón apenas ha empezado a rodar: la libertad de los desarrolladores comienza a aumentar, protegidos contra la persecución de los propietarios de estas malditas patentes (con perdón): aquellas que describen cosas abstractas y, a veces, demasiado obvias, que en la práctica ni se aplican o se utilizan solo para “exprimir” desarrolladores de tecnologías similares.

La historia de la patente ‘216 parece un thriller, tanto que he pensado en volver a contarla aquí para vuestro disfrute. Así que, hazte con un café (o, mejor aún, unas palomitas) y prepárate para la versión del parásito de patentes…

Seguir leyendo:El fin del comienzo en la lucha contra los troles de patentes

Antes y ahora. 20 años sin dejar de crecer

20 años en el negocio, ¿es mucho tiempo o no? ¿Qué tal 25 años de desarrollo continuo de nuevas tecnologías y productos (incluyendo los cinco años de preKL)?

Para contestar adecuadamente, debemos preguntarnos cuánto tiempo tiene la industria de la ciberseguridad. Bien, los primeros programas de antivirus aparecieron tan solo unos años antes de nuestros 25 años.

¡Eso significa que somos uno de los desarrolladores del mundo que han creado la ciberseguridad. De hecho, somos parte de la industria desde su infancia (durante el auge de los escáneres de reconocimiento de firmas) y aquí seguimos (en la nueva era del big data y del aprendizaje automático). Eso son más de 20 años en la vanguardia. Sí… y no: no se nos olvida la modestia, después de todo, es nuestro cumpleaños 😊.

¡Piensa en toda la cibermaldad que llevamos destruyendo durante estos 20 años!

Por supuesto, puede haber más de un modo de interpretar una historia. Y la de Kaspersky Lab no es una excepción.

Por un lado, podríamos ver fotos antiguas de nuestra feliz época hace 20 años, recordar los ingenuos errores y los pasos equivocados que dimos con temor, luego mirarnos al espejo y ver nuestro pelo canoso y nuestra profunda expresión en la cara y ¡llorar de melancolía! Sí, eso es posible…

Pero, por otro lado, al ver esas fotos antiguas de nuestros felices días de hace 20 años, podríamos simplemente sonreír y admitir que no han sido malas las primeras dos décadas, pero ¡tan solo estamos calentando! Es una cuestión de percepción: ¿te vas a concentrar en los problemas y las dificultades o en los éxitos y los logros? Bien, estoy seguro de qué sabéis de qué hablaremos en este artículo (sí, de lo último), porque así somos en KL, nos mantenemos positivos. En este negocio, ¡hay que ser así! Y esperamos poder inspirarte para que hagas lo mismo, querido lector.

Antes del cumpleaños de KL, estuvimos pensando en cómo despertar vuestra motivación del modo más gráfico y amplio posible manteniendo la veracidad de los hechos históricos (y sin olvidarnos del decoro 😊). Y a esto es lo que hemos conseguido: echemos un vistazo a algunas de las curiosidades y aspectos graciosos de la empresa en el transcurso de los años, cómo era en “los buenos tiempos”, cómo es ahora y cómo será en el futuro.

Empecemos por nuestra oficina.

Para principios de los años 90, nuestros principios, ¡ya nos habíamos mudado seis veces!

Esta, por ejemplo, es de 1994 y fue el epicentro del desarrollo de uno de los mejores antivirus del mundo. ¡Esta era nuestra pequeña oficina! El registro como “Kaspersky Lab” llegó tres años más tarde, pero, aun así, era nuestra oficina. De hecho, era parte de la compañía KAMI, la cual producía soluciones de software y hardware en los 90.

Por cierto, fue durante ese año (1994) cuando formamos parte de las pruebas de la Universidad de Hamburgo por primera vez y, por sorpresa, ganamos en calidad de protección. En la imagen superior, creo que las sonrisas se abrían camino entre el cansancio después de habernos enterado de nuestra victoria.

Seguir leyendo:Antes y ahora. 20 años sin dejar de crecer

Feliz cumpleaños a nosotros: ¡20 años (hasta la fecha)!

¡Bzzzzz!

¿Qué ha sido eso?

Eso, señoras y señores, ¡era la historia de la ciberseguridad pasando!

Hace 28 años, en otoño de 1989, atacaron mi Olivetti M24 con un virus, lo que cambió mi vida y muchas otras. Si tan siquiera ese virus hubiera sabido de quién era el ordenador que estaba atacando y cuántos descendientes maliciosos serían eliminados del mapa en las décadas venideras tanto por mí como por el equipo de KL, ¡estoy segurísimo de que habría dado media vuelta y se habría largado!

Hace 26 años, durante el verano de 1991, un grupo de entusiastas de la informática con ideas comunes lanzó al bisabuelo de lo que hoy es uno de los mejores antivirus del mundo.

Precisamente hace 20 años, el 26 de junio de 1997, se fundó “Me Lab”.

Pero, hoy, hay mucha calma en las oficinas. Ni fiesta, ni champán, nada. ¿En nuestro 20º cumpleaños? Tranquilos, lo solucionaremos. Lo celebraremos con una fiesta a la moda, pero un poco más tarde. Hoy hay que hacer negocios como de costumbre. De todos modos, esta noche (¡ahora!) brindad con algo delicioso y decid unas palabras, por favor. Se os devolverá el favor con buenas vibraciones y karma positivo o algo así. ¡De eso estoy seguro!

Vaya, nos acaban de felicitar desde la escudería. Grazie mille! (las fotos llegaron con una nota: “¡Kimi está sonriendo!” y nosotros también) :).

La guinda del pastel de cumpleaños:

Y ahora volvamos a esas bebidas :)…

El panóptico de las patentes de Darwin, tercera parte

La ingenuidad humana nunca deja de asombrar, dejarnos perplejos y/o sonrientes. Es decir, mirad esto:

No, en serio. Este es el diagrama principal de una patente estadounidense para una “máquina manual que da patadas en el culo”:

Pero, esperad, ¡es mejor cuando lo describen con palabras!

“La máquina que da patadas es muy fácil de usar: el número de repeticiones de las patadas, el tipo de repeticiones, la velocidad, la extensión o altura, la fuerza, el impacto y la energía, todo controlado por el usuario u operador. Esta invención, nueva, innovadora y única, tiene múltiples usos que van desde el entretenimiento a la captación de fondos y de la motivación a la disciplina. Los objetivos de esta invención incluyen también, sin limitarse a ellos: teambuilding, autoterapia, inspirar creatividad y ser usada como modelo para dispositivos futuros y trabajos artísticos”.

Por cierto, resulta que existe toda una industria (bueno, casi) que se dedica a propinar patadas en el trasero. Este es otro dispositivo automático que da patadas que he encontrado en la base de datos de patentes (buscad y encontraréis:).

Seguir leyendo:El panóptico de las patentes de Darwin, tercera parte

Siete libros para una lectura altamente eficaz

Me suelen preguntar qué libros se deberían leer para levantar un negocio de éxito. Estudiantes, emprendedores, gestores, dueños de negocios (¡todos quieren una lista de lectura!). Pero está bien, puedo dar algunas respuestas. Sin embargo, no creo que alguien pueda convertirse en una persona de negocios leyendo algunos libros, sin importar si son muy recomendables. Aun así, hay libros geniales que seguro que vale la pena leer; ochos de los cuales os hablaré en esta publicación…

Divido los libros de negocios en dos grandes categorías.

La primera ayuda a los lectores con lo que se debe hacer para levantar un negocio exitoso; la segunda es sobre cómo no hacerlo. El límite suele ser confuso, pero en conjunto los libros de ambos grupos pueden ayudar a los lectores a evitar invertir tiempo y recursos para inventar otra vez la rueda, además de evitarles que la creación del negocio sea una lucha constante.

En realidad, hay una tercera categoría de libros: trabajos sobre directores de empresas o líderes de gobierno que instruyen con ejemplos de cómo deberían hacerse las cosas. Dichos libros suelen ser generales porque cubren muchos tipos de problemas e imprevistos, a la vez que demuestran que las posibilidades son ilimitadas (aunque de forma confusa). No contienen planes de acción prácticos, pero vale la pena leerlos para tener percepciones valiosas.

Muchos de los libros de mi lista se escribieron hace tiempo, algunos incluso en el último milenio, por lo que las nuevas industrias y tecnologías de los años 2000 no aparecen casi o no lo hacen en absoluto en ellos. A pesar de ello, los libros son relevantes en tiempos modernos porque sus idea pueden aplicarse fácilmente a la realidad digital de hoy. Vivimos en una era de nuevas tecnologías, pero la naturaleza humana sigue siendo la misma y las personas tienden a repetir los mismos errores o similares. Cuidado, no todas las personas: otras hacen las cosas bien y sus empresas pasan a ser líderes muy reconocidos y respetados. Cosa que espero para todos.

Muy bien, allá vamos. Feliz lectura (¡de este artículo y de los libros detallados en él…!).

 

Jim Collins. De buena a grandiosa: Por qué algunas empresas logran dar el salto… y otras no

información

Lo calificaría como el libro más importante de mi biblioteca de negocios. Con lenguaje fácil y muchos ejemplos, el autor analiza de manera convincente normalmente encontrados en varios tipos de líderes. Este libro es uno de los pocos de mi primera categoría, mencionada antes: Cómo levantar un buen negocio.

Seguir leyendo:Siete libros para una lectura altamente eficaz

El primer “campeonato mundial de ciberseguridad”

Tengo verdadera debilidad por la disrupción. También me gusta la gente sorprendente. Y me gusta dejar a la gente con la boca abierta, cuando no se cree algo (pero lo prueba, le gusta y luego le encanta).

Vale, todo esto es un poco abstracto. Dejadme concretar…

Nuestro último producto os dejará con la boca abierta; es… ¡un simulador de juegos para ciberseguridad! ¿Nunca lo habíais oído? Normal que no, ¡nunca se había hecho!

cydmfeaxuaa3voi

Se llama KIPS (Kaspersky Interactive Protection Simulation). Se trata de un juego que simula una estrategia de ciberseguridad que dura unas dos horas y pretende promover la iniciativa y las competencias de análisis, además de la comprensión de las medidas en ciberseguridad. He de decir que no esperaba que Kaspersky entrara en el negocio de los juegos (nunca); pero ¿por qué no si así hacemos entender mejor el mensaje? Hemos pasado del verde  (sin experiencia) de la start-up de juegos al verde (corporativo de KL) de proveedor de juegos.

¡Y el 1 de diciembre tenemos el primer campeonato mundial de KIPS!

Seguir leyendo:El primer “campeonato mundial de ciberseguridad”

El panóptico de las patentes de Darwin, segunda parte

El tema de las patentes en diferentes países puede diferir de manera curiosa, ya que los inventos de cada país tienen un “sabor” diferente.

Por ejemplo, las patentes estadounidenses se caracterizan generalmente por ser prácticas, a veces con un enfoque funcional y con muchísima atención en los detalles. Puedes verlo en mi publicación anterior: El Top 5 superlativamente subjetivo de las patentes más [inserte adjetivo].

Por otra parte, los inventores rusos se caracterizan mayorente por su ambición (a veces llegan al punto de tener anhelos “cósmicos” al tratar de cambiar al mundo, los planetas y el universo), pero también son cósmicos en el sentido de que sus invenciones pueden ser muy locas y fuera de serie. ¿Necesitáis convenceros? Bien, os convenceré (con otro Top 5, esta vez sobre patentes rusas…).

Comenzamos…

El Top 5 superlativamente subjetivo de las patentes rusas más [inserte adjetivo]… ¡nunca vistas!

Nº 5: ¡Bendito Moisés!

Solicitud de patente rusa nº 2013144180: “Un método para asegurar la supervivencia del Homo Sapiens y la preservación del patrimonio genético de los organismos que viven en el planeta Tierra en condiciones de una inundación, glaciación u otra clase de catástrofe global”. ¡Vaya!

¿Crees que el título es largo? Échale un vistazo a esto: el resumen de la primera página de la solicitud solo contiene una frase ¡de 1 182 letras! Comprendo a los abogados de patentes rusos que deben intentar entender lo que el autor está diciendo. Es decir, en este resumen puede que se te olvide lo que decía la primera parte, por lo que deberás volverlo a leer y tomar notas al margen para no perder el hilo. Yo lo leí cinco veces y ahora tengo el orgullo de poder “exprimir la esencia de” la invención con seis palabras: un arca parecida a una matrioska :).

El dispositivo debe llenarse de microorganismos, semillas, animales, tres Homos Sapiens y otras “fuentes genéticas” y ser instalado en la cima de la montaña más alta del mundo para que no corra ningún peligro.

Pero ¿qué pasaría si los elementos se alteraran mucho y llegaran a inundar las montañas? Bueno, entonces saldría del arca una balsa hinchable navegar sobre el agua hasta que su nivel descendiera. Parece ser que pensaron en todo.

P.D.: Cito: “y después de la estabilización de las condiciones de vida en la superficie de la tierra, los miembros del equipo bajarían las escaleras por las montañas y se daría lugar a una nueva era de renovación de la vida de la Tierra”.

P.D.2: Rospatent no bromeaba con eliminar esta solicitud: se dieron cuenta de que existe un serio troleo y la rechazó basándose en la falta de invención. Me sorprendió mucho ver que no se mencionó la Biblia en el estado de la técnica como razón :).

Nº 4: Deben dejar de fumar y no solo tabaco.

“Si quieres dejar de fumar, pero siempre hay algo que te lo impide… bueno, ¡ahora nada podrá impedírtelo! Esa es la patente RU2231371.

No estoy seguro de si yo o alguien en el mundo (¡incluidos los autores!) sabrá de qué trata esta patente, así que simplemente citaré el texto para que podáis ver a qué nos enfrentamos.

“Los contenidos de una solución vial de cloruro de calcio después de fumarse el último cigarro que se vierte en un contenedor con una solución de agua de humo de tabaco, al final del día quinto o sexto día sin fumar, el doctor lleva a cabo una sesión final de hetero-auto-entrenamiento, por otra parte, en lugar del contenedor del agua de la vida en la sesión final, el paciente usa un tercer contenedor, llamado “Word”, con un vial de 10 ml 1% de solución de dióxido. La fórmula de autosugestión se cambia por la otra fórmula: “He dejado de fumar”. Después de la sesión final, el paciente hace un ritual, para el que se usan 50 ml de la solución de agua con tabaco y cloruro de calcio, el cual se vierte en la solución de dióxido.

¿En serio?

¿Qué estaban fumando? ¿Dónde se escribió esto? ¿En un coffee shop de Ámsterdam? ¿De Colorado? O ¿quizá la incoherencia es un efecto secundario al dejar de fumar mediante este método? Bueno, en realidad no importa: la patente caducó porque el hacienda no recibió el pago (—Tío, ¿has pagado el impuesto? —¿Qué impuesto, tío? A mí lo que me va es ir puesto).

Nº 3 ¡Máquina de estiércol!

¿Qué no puedes hacer en un tanque? En realidad, muchas cosas; es más fácil pensar en lo que sí puedes hacer en un tanque y descartar lo demás.

Entonces, ¿qué pasaría si necesitaras… usar el baño? Que necesitaras usarlo de verdad y no pudieras aguantar. Bien, no puedes salir del tanque unos minutos ¿o sí?…

… Y aquí entra la patente RU2399858, la cual ofrece eliminar “el residuo de las funciones vitales de la tripulación de un tanque con una instalación de artillería”. Y he aquí lo principal: ¡sin despresurización!

Seguir leyendo:El panóptico de las patentes de Darwin, segunda parte

El panóptico de las patentes de Darwin

Los lectores habituales se habrán dado cuenta de que últimamente no he despotricado sobre los trols de patentes. Lo que pasa es que todo ha estado muy tranquilo en ese ámbito: ¿significa eso que han dejado de ser trols y han empezado a hacer cosas útiles? Lo habéis adivinado: no. Por desgracia, cada día aparecen en las noticias sus audacias, si es que sabes dónde buscarlas, pues normalmente no llegan a las primeras planas.

A veces, las noticias llegan hasta ti (al menos eso nos pasa a nosotros): justo el otro día recibimos una demanda de WETRO LAN por una supuesta vulneración en una patente de filtración de paquetes de información, o, para ser más preciso, un firewall. ¿QUÉ?

Entonces, ¿lo que dicen es que se puede patentar un dispositivo que todos conocen y utilizan y que se inventó hace más de una década? Por si no lo entiendes: ¡la tecnología ya hacía décadas que existía ANTES de que apareciera esta patente! ¡Y ahora exigen una cuota por el uso de su tecnología patentada! Un momento… ¿CÓMO?

Sí, eso es lo que están haciendo: desde 2015, han demandado más de 60 compañías, muchas de las cuales desarrollaron firewalls mucho antes de que existiera esa patente. Pero la industria se toma con calma estas demandas, incluso las llaman “la patente estúpida del mes“.

Igual de absurdo es que nos reclamen a nosotros. No somos presa fácil para un ataque, ya que siempre nos mantenemos firmes y nunca nos rendimos ante los troles de patentes. Y tampoco llegamos a acuerdos extrajudiciales (ya que no hay nada que solucionar, porque no hemos hecho nada). Lo único que hacemos es responder al fuego de vez en cuando. ¿Por qué no? Tarde o temprano invalidarán sus patentes, así que atacamos cuanto antes. Y, sin importar nada, continuaremos con la batalla, hasta la última bala: la última de sus balas.

Pero toda este discurso sobre peleas (sin importar lo necesaria que sea) agua nuestro buen humor. Así que, para despejarnos y mantenernos positivos y optimistas, he decidido quitarle el polvo a los archivos y mostrar una colección de las patentes más extrañas, locas y paradójicas que existen. Solo para que enteréis de cómo puede afectaros la violación de leyes de patentes.

Muy bien, allá vamos…

El Top 5 superlativamente subjetivo de las patentes más [inserte adjetivo]

Nº 5: La guillotina: el mejor remedio para el dolor de cabeza.

El clima cálido y soleado tiene sus desventajas. Claro, el verano debería ser playa, piña coladas y trajes de baño, pero para ello, uno debe estar en buena forma física. Pero ¿cómo podemos mantenernos en buena forma tras un otoño, invierno y primavera consumiendo comidas con un alto contenido calórico? ¡No se puede! Bueno, se podría (siguiendo una dieta y haciendo ejercicio) pero eso es muy anticuado y tradicional. Debe de haber alguna solución tecnológica; después de todo, el siglo XXI estaba cerca. Por lo tanto…

Amigos, os presento la patente 4344424 de EE.UU.: la “máscara anticomida”. Hannibal Lecter, ¡aparta!

ip2

P.D.: “Inventar” y patentar esposas anticomida también tiene sentido (para encadenarte al radiador y no poder llegar a la nevera). En tan solo dos semanas tendrías el cuerpo de playa que estás buscando :).

Seguir leyendo:El panóptico de las patentes de Darwin

¡Inter-NYET!

¿Preparados? Empieza la bronca… ¡YA!

Después de Los trenes chinos no decepcionan, no podía creerme el gran fallo de un aeropuerto chino al día siguiente. Y no hablo de cualquier aeropuerto chino, ¡sino ni más ni menos del aeropuerto internacional principal de la capital de China! Fue un fallo con Internet, amigos. Y el fallo fue catastrófica y categóricamente total.

El aeropuerto es inmenso, precioso y súperredondo (a pesar de las pequeñas torturas chinas), con todas sus tiendas, sus escaleras mecánicas, sus fuentes, sus esculturas… Todo muy contemporáneo, con estilo y caro. Todo genial salvo una cosa: ¡no tiene Internet en condiciones! Ni los datos móviles funcionaban, ni con una SIM extranjera, es decir, con un número extranjero, el cual no pasa por la Gran Muralla (Firewall) China. Es decir, hay algo de cobertura, pero es tan débil que no vale la pena molestarse.

Y quería conectarme a mi blog para escribir algunas notas on the road como me gusta hacer, o algunas reflexiones sobre asuntos de gran importancia, además de subir algunas fotos. Pero no, no fue el caso. ¿Cómo se dice en chino “¿Dónde está el Intenet?”? Que alguien me lo diga, por favor. Me lo imprimiré en una camiseta para ponérmela la próxima vez que venga.

Y las reflexiones sobre asuntos de gran importancia esta semana son estas:

Hablemos de algo que es tan esencial para todo (o para las grandes cosas) que nada sería posible sin ello. Algo tan vital que, sin ello, la vida perdería mucho de su significado y sería algo insoportable y triste. Algo que forma parte de la base de todas las actividades modernas, sin lo que las nobles intenciones, las grandes metas y la seguridad de una cantidad razonable de felicidad de diferentes calibres no serían posibles.

¿Lo habéis adivinado ya?

Sí: ¡la electricidad! ¿De qué creíais que hablaba? Las respuestas en los comentarios y ¡sed sinceros!

Imaginaos por un minuto lo que sucedería si, de repente, no hubiera más corriente eléctrica que llegara a los enchufes (¡para siempre!). Es decir, nada, finito, kaput.

Sería malo, claro. Muy malo. Pero no sería el apocalipsis, por poco. La vida seguiría, solo que deberíamos usar velas, ir a caballo y navegar en barco.

ATENCIÓN: ¡CONCURSO! ¡PREMIOS GARANTIZADOS AL PRIMERO QUE RESPONDA BIEN!

¿Cómo se llama esa peli de ciencia ficción en la que unos alienígenas invisibles poco amigables que viven de la electricidad llegan a la tierra, consumen todos los electrones de los cables e incluso de las tormentas eléctricas y en la que, al final, el protagonista con la luz de una vela, se lamenta de los truenos y la lluvia incesante y de que no haya luz, y de que probablemente nunca la habrá?

Actualización/P.D.: después de mi bronca sobre el aeropuerto principal de Pekín, os dejo unas fotos para que disfrutéis (al final he llegado a un país en el que hay buen Internet, ¿sabéis cuál? ¡Tecnológicamente es muy progresista!).

Estas son fotos que hice desde el avión: calma mañanera y una columna de humo (o vapor) que se eleva por en medio de una nube.

Eso es todo por hoy, amigos. Hasta mañana…