Una capital que se está volviendo verdaderamente grande

Cuanto más vuelvo a Londres, más me gusta…

La primera vez que estuve aquí fue en 1992. Pero entonces, y durante los años siguientes, nunca me impresionó demasiado la ciudad, nunca me sentí muy a gusto. Arquitectura imperial severa e imponente, el horrible tráfico interminable, demasiadas personas en las aceras, el sucio Támesis… uf, no era agradable.

Pero entonces empecé a ver cómo la ciudad cambiaba poco a poco, año tras año. Resolvieron en gran medida el problema de la congestión de tráfico en el centro de la ciudad, ayudado por la introducción de un sistema de bicicletas compartidas (‘Boris Bikes‘). Estructuraron los enbankment, limpiaron el Támesis, y agregaron un Gherkin, un Cheesegrater, un Walkie-talkie y un Shard entre otros encantos arquitectónicos progresistas. Luego llegó el London Eye, después los Juegos Olímpicos… Hace dos décadas, el lugar era completamente diferente: sombrío, triste y aburrido. ¡Ahora es todo lo contrario: alegre, acogedor y animado!

Por supuesto, la apertura de nuestra oficina nueva, por fin terminada y en funcionamiento, hace que el sitio sea aún más un hit. Alrededor de 150 empleados de KL estarán trabajando aquí, promoviendo la lucha para mantener un ciberespacio seguro y pacífico. Tengo que decir que les tengo un poco de envidia porque lo tienen todo: una ciudad genial, una oficina genial, un trabajo genial. 🙂

DSC01001DSC01001

DSC01001Podría ser tranquilamente nuestra nueva oficina en Moscú

DSC01001

DSC01001El verde no debe faltar.

Lamentablemente, no tuvimos la oportunidad de dar un paseo por la ciudad en esta visita: como pasa a menudo, no teníamos mucho tiempo.

Sin embargo, mientras estuve allí recibí un mensaje de texto bastante inusual de un amigo…

Preguntaba: “¿Por qué son blancas en la parte delantera del coche y amarillas en la parte trasera las placas de matrícula en Hong Kong?”

“Elemental, mi querido Watson” respondí. “Hong Kong fue durante mucho tiempo una colonia del Reino Unido, así que simplemente copiaron como se hace aquí en Blighty“.

Como era de prever, “a nadie le gustan los sabelotodos”, llegó la respuesta… “Entonces, ¿por qué las placas de matrículas tienen esos colores en el Reino Unido?”

DSC01001Blancas en la parte delantera…

DSC01001… amarillas en la parte trasera.

Vale, tengo que admitir que simplemente no lo sabía, y tuve que pedir el comodín del público. Resulta que Sherlock tuvo razón, perfectamente elemental… en cierto modo:

DSC01001G&T: Good idea (?) and Tonic