Etiquetar Archivos: cibercriminales

Kings of Lyon

Recordaréis que hace un tiempo visitó nuestras oficinas de Moscú, Ronald Noble, Secretario General de INTERPOL. ¡Un gran tipo! Fue galardonado con La Legión de Honor de Francia, es profesor honorario de la Universidad de Derecho de Nueva York y (¡sorpresa, sorpresa!) también es profesor honorario de la Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de los Urales (o al menos eso dice Wikipedia).

A la captura de los ataques de Phishing

No estoy completamente seguro de por qué, pero de alguna manera desde la invención de Internet, ha existido siempre una actitud estereotipada con todo lo relacionado con la WWW. Esta percepción hace que la gente piense en la red como un simple juguete, mientras que los virus que vienen con ella se atribuyen a un mero juego, en el mejor de los casos, y como un acto de gamberrismo, en el peor. Sin embargo, la realidad nos muestra otra cosa – especialmente en los últimos tiempos.

¿Recuerdas a Cascade y a otros virus similares? ¡Ay!, tan ingenuo e inocente si lo comparamos con lo que estaba por venir… avanzó rápido en un par de décadas y los “chicos malos” empezaron a robar datos, aparecieron los troyanos para crear redes de ordenadores zombis para realizar ataques masivos y, por supuesto, el robo a las cuentas bancarias. Hoy hemos llegado a los ataques contra los sistemas industriales, de infraestructura y militares. ¡Esto no es un juguete!

Tenemos que dejar este estereotipo lo antes posible. Las impresiones erróneas dan al cibercrimen un aura romántica, que a su vez atrae a las generaciones jóvenes de aspirantes a cybergeeks, que se convertirán en cibercriminales, quienes no pueden ser conscientes de la gravedad de su “diversión”, ni entienden que podrían acabar en la cárcel durante años.

Entonces, hay otro estereotipo: que con el crimen informático se consigue dinero, y a los autores no se les atrapan. ¡Romanticismo! Ok, es cierto que hace varios años en muchos países los crímenes informáticos no eran normalmente procesados por la justicia, sin embargo, ahora la situación ha cambiado: los organismos encargados de hacer cumplir la ley tienen la experiencia y los conocimientos técnicos necesarios, se han hecho grandes avances en términos ciber-criminalísticos (ciber-CSI ), y han establecido buenas relaciones de trabajo con profesionales, y ahora están capacitados para resolver un crimen, tras otro, de alta tecnología.

Estamos dispuestos siempre a ayudar a las agencias nacionales e internacionales para ayudarles en el cumplimiento de la ley si éstas lo requieren. Creo que el desarrollo de esta cooperación es crucial para el éxito en la lucha contra los cibercrímenes, pues las empresas de seguridad son las que poseen los conocimientos necesarios.

Ahora, te voy a dar un ejemplo ilustrativo sobre cómo funciona en Rusia….

Album de fotos de Flickr

Instagram

Casos e Historias de Miedo que Causan Pesadillas – las Cinco Cuestiones Principales de la Seguridad IT

Hace poco me estaba preguntando cuántas entrevistas con la prensa hago cada mes. Por supuesto, la suma Skelter Helter varía mucho de un mes a otro, pero en los períodos más activos ¡La cifra puede llegar hasta las 70! Y eso son sólo entrevistas “habladas”, es decir, las que se realizan de forma presencial o por teléfono. Si tuviera que incluir también las entrevistas por correo electrónico – el número sería un sinsentido.

Pero no me quejo. De hecho, todo lo contrario – ¡Me encantan las entrevistas!  Me hacen recordar a Richard Branson y su regla con respecto a las entrevistas: “Si CNN me telefonea y quiere hacer una entrevista conmigo, voy a dejar todo para hacerla.” Yo también sigo esta regla al pie de la letra- y no sin una buena razón.

La mayoría de las entrevistas son como te las esperas. Recibo un montón de preguntas, y yo las respondo lo mejor que puedo, y eso es todo.

Pero en alguna ocasión, me entrevistó un periodista muy bien preparado y meticuloso, hasta el punto que no sólo lo sabe todo sobre mí y Kaspersky Lab, y lo que hacemos, sino también todo sobre el tema en concreto de la entrevista. Al final de la entrevista, estoy agotado, siento que mi cabeza va a explotar, como si mi alma hubiera sido “arrancada” con mis largas respuestas a las complejas preguntas.

Estas son las entrevistas más difíciles y complicadas…

Introduce tu dirección de e-mail para suscribirte a este blog