De Columbia a Colombo

¡Hola a todos!

Para aquellos que no seáis expertos en geografía, estoy escribiendo desde Washington D.C., (con D.C. me refiero al Distrito de Columbia). Comentaros que, además, existe otro Washington (sin siglas) que es el estado de Washington y está ubicado en el lado oeste del continente americano. Además del país sudamericano, Colombia, tenemos la Universidad de Columbia en Nueva York y Colombo, el detective de la tele amante de las gabardinas color beige. Y, para confundiros un poco más, en la otra parte del globo nos encontramos con Colombo, la ciudad más grande de Sri Lanza (antigua Ceilán) y a donde nos dirigimos hoy.

Los tres días en Washington han pasado tan deprisa como en una película a cámara rápida, yendo de un evento a otro por toda la ciudad. Y digo literalmente deprisa, como si fuera una ardilla girando en una rueda. Eso sí… totalmente diferente de las ardillas de Washington D.C. que se pasean despacio, con altanería y pomposidad como si los parques fueran suyos y no como los animales, asustadizos, a los que estoy acostumbrado.

No os voy a hablar de todos los eventos a los que he asistido porque no quiero aburriros – aviso a los organizadores y participantes: vuestros eventos no me han aburrido en absoluto :). Así que solo haré un comentario sobre la Cumbre de Ciberseguridad Billington donde hablé sobre los ataques cibernéticos (si os interesa, tenéis más información aquí).

Fue un verdadero placer conocer a un gran número de altos funcionarios y debatir con ellos sobre la ciberseguridad y la lucha contra la “malicia informática” en el mundo. Además, me sorprendió gratamente que muchos de estas damas y caballeros – de los cuales dependen la policía de EE.UU. y por ende la seguridad nacional- sepan del tema y tengan opiniones similares a la mía. ¡Uf, menos mal!

Con el trabajo ya hecho, el sábado pudimos aprovechar para hacer un poquito de turismo. Nos las arreglamos para visitar un par de museos: el Museo Nacional del Historia Natural, con todos esos mastodontes y huesos de dinosaurios poco convincentes. Y el Museo del Aire y del Espacio… ¡Oh sí! ¡Eso sí que me gustó! Muchas cosas interesantes para ver, desde el primer aeroplano de los hermanos Wright hasta el último avión robot: Messerschmitts, misiles SS-20 y Pershing, réplicas del Skylab y  Apollo-Soyuz, etcétera. Decidí no sacar fotos porque hay muchas en Internet. No obstante, lo mejor es verlo in situ, por supuesto.


¡Y, por ahora, esto es todo sobre EE.UU!

Tianjin – Moscú – Simferopol – Yalta.

Hola a todos

¡Preparados, listos, ya!

Esta temporada estoy atravesando el globo –más bien, el hemisferio norte – y está siendo un placer.

En primer lugar – Tianjin (天津, “Cruce del Pasaje Celestial”), China, que está a unos 100 kilómetros al sureste de Pekín en la ruta hacia el mar. La ciudad (de hecho, es una región central –en la ruta del camino hacia el mar) es realmente impresionante de visitar -pero no en el sentido más tradicional chino, con las prisa, el bullicio, un montón de gente caminando y, por supuesto, ciclistas. En su lugar – uno puede caminar con calma, tranquilidad,  disfrutando de la limpieza y el orden, además con muy poca gente  – y con un número menor de ciclistas. Algunos de los parques son casi como aquellos de… er, un país cercano mucho más pequeño, que mejor no mencionar por ahora.

A lo largo de las orillas del río se puede apreciar una especie de fusión de estilos. Mirando los edificios y los puentes nuevos, no sería del todo descabellado pensar que estás en Paris, o posiblemente, también en Londres; por allí hay una torre perfectamente igual a la de los rascacielos de Tokio, a la vuelta de la esquina hay un barrio italiano… (Nosotros no pudimos verlo, al igual que muchos otros lugares que valen la pena conocer, ya que sólo teníamos una hora para nuestro paseo). El río es el Hai (海河), por cierto, significa “río-mar”.


A lo largo de las orillas del río te encuentras…

Album de fotos de Flickr

  • Aquarium@Barkas 2021
  • Aquarium@Barkas 2021
  • Aquarium@Barkas 2021
  • Aquarium@Barkas 2021

Instagram Photostream

KL: 15 años – ¡El tiempo pasa volando!

Kaspersky Lab tiene 15 años. Creerme, eso es mucho tiempo. En la industria de IT es toda una época, o mejor, varias épocas. 

En 1997, cuando la compañía Kaspersky Lab fue fundada, nuestro enemigo principal era el cibervandalismo. Sin embargo, al inicio de la década de 2000, éste fue superado por la ciberdelincuencia organizada, y nuestra tarea empezó a ser mucho más complicada. En el otro lado, ya no había sólo un puñado de hackers coordinados, sin más, sino que se establecieron grandes estructuras trasnacionales de cibercriminales coordinadas entre sí –ilegalmente empezaron a ganar millones de dólares.

Hoy en día, los cibercriminales son un fenómeno nuevo y mucho más temible –ciberguerra. Recientes ciberataques como Stuxnet, Duqu y Flame muestran como no es sólo un ‘negocio’, pues a la política, que está detrás de esta guerra cibernética, no le interesa el dinero.

Ellos tienen diferentes objetivos. Las actividades de la ciberguerra son a mayor escala, o mejor dicho, con más alcance, pues la fuerza destructiva de los ataques ha aumentado también. Hemos observado lo mal protegida que está la infraestructura de IT, que puede ser invadida para paralizar ciudades enteras, industrias, incluso países. Así que hemos entrado en una era nefasta – la de la guerra cibernética. Lo que tenemos que llevar a cabo, en respuesta a lo sucedido, es unir nuestras fuerzas en una lucha mundial por la seguridad.

Para nuestra empresa esta nueva era es todo un reto. Los ‘postes’ se han movido, pero nos estamos moviendo con ellos. Nuestros 15 años de experiencia nos avalan. Siempre hemos tenido que hacer frente a nuevas amenazas, por lo que nos hemos acostumbrado a permanecer siempre en guardia, y a no descansar ni un segundo. Puedo asegurar que nuestros chicos trabajan las 24 horas, los siete días de la semana y los 365 días del año para mantener la protección contra las amenazas. Durante nuestros 15 años de historia hemos conseguido una gigantesca base de datos, que alberga más de 94 millones de malware y alrededor de 300 millones de archivos seguros (listados seguros).

Todo comenzó con el virus Cascade…

Introduce tu dirección de e-mail para suscribirte a este blog