Etiquetar Archivos: viajes

La vida fluye como el árbol de Navidad del Támesis

¡Hola a todos!

Aquí estoy de nuevo en la gélida ciudad de Londres, una de mis capitales favoritas.

¿Por qué he viajado de nuevo hasta aquí? Quería ver cómo se hundía el árbol de Navidad en las aguas del Támesis; una analogía de este periodo vacacional que ya ha llegado a su fin. ¡Ya es hora de volver al trabajo!

458554_originalÉste es el puente que aparece en todas las series y películas británicas

Bueeenoooo… ya me he incorporado a la rutina tras pasar unos días en Londres. Aprovechamos el viaje para, cámara en mano, recorrer los lugares menos turísticos y abarrotados de la urbe pero… lamentablemente, antes de darme cuenta, ya estoy aquí de vuelta organizando todos los eventos cibernéticos que tengo por delante.

Algo me dice que el 2014 va a ser realmente interesante e importante. De hecho, hemos empezado el año con un virus atacando las cámaras  de velocidad de Moscú y el descubrimiento de un malware en la sala de control de un reactor nuclear en Japón. ¡Dios mío!

Espero tener noticias mejores en el futuro…

Ну, с Новым Годом!

2013 un año bastante bueno y… 2014, otro aún mejor

Como es tradición, las vacaciones en Kaspersky Lab comenzaron el 20 de diciembre con nuestra fiesta de empresa donde todos juntos celebramos la Navidad y el Año Nuevo.

La semana siguiente, respetando otra costumbre, recibimos la visita de Papá Noel (un servidor) y sus ayudantes (que incluían algunos de nuestros vecinos) para desear felices fiestas a todos los empleados.

Album de fotos de Flickr

Instagram

Suiza en temporada baja y con niebla

“Es un desierto circular el mundo,
el cielo está cerrado y el infierno vacío”.

 Octavio Paz, Elegía interrumpida

Me acordé de estos versos del poeta mexicano durante mi último viaje en el que recorrí Suiza. Debo decir que no esperaba que la temporada baja fuese tan baja. ¿A qué me refiero? Las calles estaban prácticamente desiertas y los hoteles vacíos. Pero, por supuesto, el verano hace mucho que se ha esfumado y todavía quedan bastantes días para que empiecen  las Navidades y la temporada de esquí.

De hecho, todo se volvía aún más tenebroso cuando bajaba la niebla:

Not a horror movie

Seguir leyendo:Suiza en temporada baja y con niebla

Introduce tu dirección de e-mail para suscribirte a este blog

Jet lag, mi fiel compañero de viaje

Hace algunos días he volado con la compañía Cathay Pacific desde Riad, la capital de Arabia Saudí, hacia Japón, pasando por Abu Dabi y Hong Kong. De hecho, cuando estaba en el país árabe me di cuenta de que había estado en el mismo lugar hacía solo tres semanas para asistir al Gran Premio de Fórmula 1. Así, una vez más, he conseguido hacer un viaje alrededor del mundo saliendo y volviendo al mismo destino: DublínAbu DabiCanberra (y Sydney) – SingapurAustin – Riad – Abu Dabi. He rodeado el globo por completo y he cruzado el ecuador dos veces.

¿En qué he pensado durante este maratón a lo largo del mundo?

Antes de todo, Arabia Saudí es un país seco, en todos los sentidos. Si te pillan con una bebida alcohólica, la policía te puede azotar con un bastón, luego te pone una multa y también vas a la cárcel por un tiempo. Solo te puedes emborrachar de trabajo, porque no se encuentra alcohol en ningún lado, tampoco en el hotel Ritz-Carlton donde me alojé. Las bebidas más fuertes que tienen son café y yogures.

Es muy curioso pero, da igual la compañía aérea que elijas, ¡las azafatas tienen prohibido servir bebidas alcohólicas cuando el avión sobrevuela Arabia Saudí! ¡Ni una sola gota de alcohol! Puedo entender estas restricciones si estás volando con Saudi Arabian Airlines, ¡pero con Cathay también! Tuvimos que esperar hasta entrar en el espacio aéreo de los Emiratos Árabes para tomarnos una copa. No es que necesite beber desesperadamente, ni mucho menos (bueno…) pero me habría gustado tomar algo durante el viaje.

Ahora os quiero comentar otro hecho curioso relacionado con mis viajes alrededor del mundo.

Como sabéis, se puede viajar en dos sentidos: hacia el oeste (siguiendo el movimiento del Sol) o hacia el este (en dirección contraria).

Para viajar el primer sentido es mucho más cómodo que el segundo, porque ganas horas al día. Aunque la hora de dormir llegue más tarde (mucho más tarde), también por la mañana te levantas más tarde. Entonces, por ejemplo, si viajas de Moscú a Boston, a las nueve de la noche hora de Boston en Moscú (tu reloj biológico se ha quedado en este huso horario) son las seis de la mañana del día siguiente. Así, resulta prácticamente imposible irse a dormir a las 9 de la noche, hora de Boston, porque el cuerpo piensa que son las seis de la mañana. El único pequeño problema es que al día siguiente (hora local), te levantas MUY temprano, como a las cuatro de la mañana (¡cuántas veces los camareros me han encontrado a las seis de la mañana ya listo para el desayuno, después de haber pasado horas paseando por la entrada del hotel!).

Viajar en el otro sentido es muy complicado, es mucho más difícil aguantar el jet lag. Solo quieres dormir todo el tiempo pero no puedes sin la ayuda de algún medicamento. ¡Pareces un zombie! Para contrarestar esta condición solo se puede hacer una cosa: forzarte a dormir durante el día durante 12 horas, o aún mejor, 14. Desafortunadamente, no siempre funciona: el cuerpo rechaza esta orden (es culpa de la melatonina), tienes algún plan que no se puede posponer o los locales son muy hospitalarios y no te dejan irte a dormir.

Bueno, esto es todo por hoy. Me voy a echar un rato. Buenas noches, ¡y felices sueños!

Para los que no pueden dormir, os dejo un pequeño rompecabezas:

100 kilos de pepinos están compuestos por un 99% de agua. Después de un tiempo, se quedan con un 98% de agua. ¿Cuánto pesan ahora los pepinos?

 

 

 

100 lugares para visitar antes de morir

¡Hola a todos!

Como ya sabéis, me encanta viajar. Paso la mayoría del año viajando; por eso, ¡tengo que estar atento y no sobrepasar 183 días al año en el extranjero si no quiero tener problemas fiscales con el estado!

La gente que me conoce durante mis viajes de trabajo saben que soy como un Marco Polo moderno y una de las preguntas que me hacen con mayor frecuencia es qué rincón del mundo he visitado últimamente.

Así que decidí hacer un listado de todos los lugares verdaderamente interesantes en los que he tenido la suerte de estar.

Leyendo el primer borrador de esta lista, me di cuenta de que eran menos de los que me esperaba; además, había llegado a un número raro, como 57 o 73, no me acuerdo exactamente. Por eso, pensé que debía añadir más sitios; aquellos que, tarde o temprano, hay que visitar en algún momento de la vida. ¡Y he llegado justo a 100!

Pues, aquí va mi obra, “The Top-100 Must-See Places in the World” (Los 100 mejores lugares del mundo para visitar). Es una lista muy personal, espero que os guste, ¡y que tengáis la oportunidad de visitar el mayor número posible de estos sitios tan preciosos!

¡Bon voyage, amigos!

SQ22: el vuelo más largo del mundo…

¡Hip hip hurra! Una vez más, he cumplido uno de mis sueños: volar desde Singapur a Nueva York, (casi) la ruta comercial más larga en el mundo y, probablemente, la más larga en la historia de la aviación civil. El vuelo dura aproximadamente entre 18 y 20 horas (dependiendo de los vientos). Sin escalas, con un solo depósito de combustible, recorriendo 16.000 km. ¡Increíble!

SQ22 - the longest flight in the world

Seguir leyendo:SQ22: el vuelo más largo del mundo…

Camberra: una capital diferente

Creo que Camberra es la capital más inusual del mundo.

Normalmente, la capital de un país suele ser una ciudad antigua (menos Washington, Brasilia y otras pocas que son una excepción), con centros históricos pomposos, ayuntamientos, edificios magníficos, grandes plazas, estatuas de bronce, montones de palomas y multitud de turistas sacando fotos a diestro y siniestro. Sin olvidar la estación central de trenes y los insufribles atascos.

Camberra es todo lo contrario. Es una localidad relativamente pequeña (370.000 habitantes), acogedora y muy verde. En medio de la ciudad, en vez de una plaza hay un lago. Además, apenas tiene 100 años de antigüedad. ¡Y no hay tráfico! ¡Nada de nada! Desde el parlamento a cualquier ministerio solo se necesitan cinco o diez minutos en coche y… ¡lo mejor de todo! No hay problema alguno para aparcar. Tal vez se deba a que apenas hay gente por la calle (en el distrito universitario, se ve alguna persona en los cafés y bares, pero nada más). Y coronando este paisaje, el gran sol australiano en el cielo.

canberra_australia_1Hora punta

canberra_australia_2Hoy el tráfico está insoportable

Seguir leyendo:Camberra: una capital diferente

Muchas Pictures: ebook sobre Machu Picchu

¡Hola a todos!

Hace un par de años un grupo de aventureros (entre los que me encontraba yo) decidió viajar hasta Perú para conocer in situ la gran ciudad de los Incas, Machu Picchu. Hicimos un sinfín de fotografías y anotamos cada detalle de la experiencia. El resultado final (¡por fin!) ha sido un libro que está a punto de publicarse y que ya podéis disfrutar en formato pdf en esta página online.

¡Fue un viaje inolvidable! Y no solo me refiero al destino final, sino a todo el trayecto hasta llegar hasta allí. Solo os puedo decir que fue una experiencia realmente memorable.

Seguir leyendo:Muchas Pictures: ebook sobre Machu Picchu

Santorini: volcanes, puestas del sol e historia

¡Yía a todos!

Recientemente, he tenido la suerte de visitar la isla de Santorini durante un par de días. Se trata de uno de los lugares más interesantes y originales del planeta y se encuentra, sin duda, en mi “Top List” de los lugares más maravillosos del mundo.

Para aquellos de vosotros que no hayan oído hablar de Santorini, se trata de una isla griega situada en el Mar Egeo, a 100 kilómetros al norte de Creta y a, aproximadamente, 200 kilómetros al sureste de Atenas: ¡exactamente aquí!

Es la tercera vez que visito la isla. Es un lugar fascinante y que conozco bastante bien; por tanto, dejadme contaros algo más, de forma que no tengáis que rastrear página web tras página web, sin encontrar la información más relevante…

Pues empezamos por la información básica: Santorini es una isla volcánica (ahora ya no hay ninguna duda, se entiende perfectamente porque he venido aquí por tercera vez). En realidad, es lo que queda de una caldera volcánica después de su erupción hace miles de años; además hay un volcán más pequeño (y más reciente) que ha surgido del mar y que ahora es parte de la caldera, en el centro del archipiélago. Las paredes del cráter son increíblemente altas (más de 300 metros de altura) y hechas de roca volcánica negra, gris y blanca. El efecto es tan único y hermoso que parece estar en otro planeta. Una topografía única.

Sin embargo, Santorini no es solo un volcán. Las  playas son un espectáculo multicolor: hay playas de arena, accesibles a todos (se pueden alcanzar en coche, quad o moto) y las más salvajes (alcanzables solo por barco o andando). No puedo dejar de mencionar la exquisita comida griega (pescado fresco, verduras de todo tipo y tzatziki; pero si queréis comer un buen chuletón, mejor si esperáis haber vuelto al continente) y el metaxa, una típica bebida destilada griega… Resumiendo: un paraíso mediterráneo 🙂

santorini3 Seguir leyendo:Santorini: volcanes, puestas del sol e historia