Observaciones curiosas, conclusiones útiles

Después de la que posiblemente haya sido mi estancia más larga en Moscú, (pero si “vivo” aquí), ¡un mes entero!, hace poco que he vuelto a mi rutina de no estar en el mismo lugar durante mucho tiempo. Qué bien estar de “vuelta”, pero el tiempo de descanso en Moscú ha estado bien. Ya me salgo del tema…

De cualquier modo, he vuelto al trabajo sin irme a la otra punta del mundo, sino quedándome relativamente cerca. Y lo primero que vi después de aterrizar que me dio curiosidad fue este cartel situado al lado del ascensor de las oficinas que estábamos visitando:

post-29-0-81241100-1481410073

¿Curioso? Pues para mí sí. Creo que también podríamos poner carteles parecidos en KL HQ. ¿Por qué? Porque algunas personas de los laboratorios de KL cogen el ascensor para  bajar un (1) piso, cuando las escaleras están cerca del ascensor. Y como residente del último (quinto) piso, me parece un… ¡descaro! No es que estas personas tengan una pierna rota escayolada o estén embarazadas. Sí, necesitamos carteles que digan: “ahorrarás xx vatios de energía eléctrica si vas por las escaleras en lugar del ascensor” o “¡las escaleras te mantendrán en forma!” o “Invierno: oficina y escaleras; verano: ¡playa y cuerpazo!”. ¿Tenéis alguna otra sugerencia? 🙂

De todos modos, volviendo a las curiosidades de mis últimos viajes…

¿Soy el único que ve robots binoculares que se sostienen las orejas?

 

Antes de terminar, dos preguntas: ¿qué te permiten observar en la distancia estos robots a través de ellos? Y ¿qué conclusiones útiles puedes extraer de dichas observaciones? (Si lo sabes, ¡no se lo cuentes aún a los demás, por favor!).

LEER COMENTARIOS 0
Deja una nota