SOPA-Tramposa

O bien ¿Por qué decidimos retirarnos de la “Business Software Alliance” (BSA)?

¡Hola a todos!

Recientemente la blogosfera de EE.UU se ha ido alarmando cada vez más por la nueva Ley contra la Piratería Acta de Cese a la Piratería en Línea o SOPA. Las discusiones sobre el tema son, por decirlo con sutileza muy sinceras, e incluyen comentarios como: “Estos idiotas vienen a cargarse Internet” (leer aquí).

¿Qué es SOPA?

Es el apoyo y el desarrollo de algo que actualmente es muy relevante -la protección de la propiedad intelectual. Damas y caballeros ¡Esto es realmente importante! “No robarás”, ¡Como dice la Biblia! Un Autor -o más a menudo un equipo- pasa las noches en vela  escribiendo un libro, componiendo música, rodando una película, creando un software o probando paquetes de software.  ¿Esto merece una recompensa financiera? ¿Sí? o ¿No? Piensa antes de contestar. Alguien podría hacer la misma pregunta sobre tu profesión…. ¿Entonces?

Los autores y los equipos creativos deberían ser valorados, protegidos y estimulados a crear más obras maestras. Como consecuencia, los legisladores de Estados Unidos han dejado claro que SOPA es una prioridad para ellos, y muchos grupos con intereses especiales han salido en apoyo al proyecto de ley, incluyendo BSA. El proyecto de ley puede resumirse de la siguiente manera:

De acuerdo con una decisión de un tribunal de Estados Unidos…

Llamada a la Acción: Internet Debería Convertirse en una Zona Desmilitarizada

¿Cuál es la diferencia entre un misil nuclear y un  malware?

No es una pregunta con trampa -el malware puede tener la misma importancia táctica que un misil, pero un misil no puede usarse para destruir un malware. Con las herramientas adecuadas, un misil puede ser desviado por un malware, pero el fuego no puede desviar al software infectado una vez que éste está activo.

A diferencia del armamento tradicional, el malware puede replicarse a sí mismo hasta el infinito. Y mientras que un misil puede ser controlado de algún modo, el malware suele atacar indiscriminadamente: nadie sabe a quién le hará daño, ni las formas en que el malware puede llegar a un destino. En las inescrutables trayectorias de la web, tan pronto como algún “black hat” (también conocido como hacker de sombrero negro) pone en marcha un programa malicioso para ganar dinero fácil, cualquier cosa puede pasar. Es imposible calcular qué efecto tendrá, qué partes se verán afectadas por el accidente y como incluso el boomerang puede de nuevo dañar a sus creadores. Las personas tienden a cometer errores en todo lo que hacen, y escribir código de programación, malicioso o no, no es la excepción. Existen numerosos ejemplos de este tipo de “daño colateral”- puedes leer mi antiguo post acerca de las fortunas de Internet.

Por lo menos estamos viendo algunos esfuerzos conjuntos para combatir a los cibercriminales.

La industria de seguridad está metiendo presión sobre los cibercriminales…

Album de fotos de Flickr

Instagram